En la ADP, la casa arde



El mayor problema que tiene el presidente de la Asociación Dominicana de Profesores, Eduardo Hidalgo, es que los maestros le han perdido la confianza.

Es decir, se sienten traicionados por haber negociado un aumento salarial del 10 por ciento aplicable para agosto.

Por esa desconfianza muchos profesores persisten en la lucha por reivindicaciones al margen de las directrices del gremio, ya que las negociaciones con Educación no fueron muy bien acogidas.

Publicidad
Publicidad