Martes, 13 de noviembre, 2018 | 12:33 am

En el aire



Hace unos años asistí a una conferencia de Elizabeth Gilbert, autora del libro “Comer, rezar y amar”, que invitaba a realizar estas tres acciones, y que tantos lectores devoramos en búsqueda del secreto de la felicidad.

Hubo algo de lo que dijo que ha sido recurrente en mi vida desde entonces.

Nos contó que las ideas están en al aire, alrededor de ti, deseosas de llegar, pero para lograrlo ellas deben encontrar una puerta abierta, porque si no siguen su camino hasta depositarse en quien les permita entrar.

Cuántas veces no has pensado algo, esa idea maravillosa, y acto seguido te has concentrado en otra cosa y cuando has querido recuperarla alguien más lo hizo.

No podemos pasarnos la vida planificando, hay que actuar, tomar las riendas, ejecutar y seguir hacia adelante. De nada nos sirve siempre estar soñando si al final no hacemos nada, la mejor idea se queda en el aire si no la llevas a cabo, y definitivamente alguien lo hará.

Es importante tener las puertas abiertas, mente y corazón, dejar que lleguen cosas buenas que se transformen en cosas hechas y mejores.

En el lugar que menos esperes, de la persona que menos pienses te puede llegar la inspiración. Cuando eso suceda aférrate a ella y conviértela en una realidad.

No quiere decir que siempre salga como esperas, pero lo habrás hecho y eso de por sí ya es un gran aprendizaje. Observa, escucha, aprende, permite que lo que te rodea te hable, te regale esas ideas que con tu decisión se conviertan en algo tangible.

No hay sensación más satisfactoria que ver realizado algo que has pensado, madurado y ejecutado. Y hago hincapié en ejecutar, porque pensar algo es un paso importante, pero hacerlo es lo que de verdad te hará avanzar. ¿En qué piensas?

Publicidad