Martes, 18 de diciembre, 2018 | 1:00 pm

En Día del Sida se anima prevenir la enfermedad

Recomendación. Víctor Terrero llama a la sociedad a conocer su estado serológico. Condición. Esa población también tiene derecho a la salud, la educación y al empleo.

El  VIH es el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), que  infecta las células del sistema inmunitario y las destruye.
El VIH es el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), que infecta las células del sistema inmunitario y las destruye.


SANTO DOMINGO.-Hace unos años, y previo acudir con sus dos hijos de once y seis años de edad a la celebración de la Feria del Libro, pasó por la Maternidad Nuestra Señora de La Altagracia a buscar unos resultados, debido a que estaba embarazada de su tercer hijo, y fue cuando recibió un doloroso diagnóstico, sin ningún tipo de apoyo: tenía el virus de inmunodeficiencia humana (VIH).

Le entregaron los resultados y su reacción fue ponerse a llorar. Su primogénita le agarró la mano y le preguntó: ¿qué te pasa mami? Al tiempo que la animó diciéndole: ¡tranquila que tú no tienes nada malo! Al escuchar las palabras de su pequeña, la miró a los ojos y sintió el dolor que podría sentir su hija si llegara a faltarle.

“Ante un diagnóstico tan difícil uno piensa que se va a morir al otro día”, así relata Juanita, como prefieren que la identifiquen, mientras habla de su propia historia.

Narra que su principal motivación son sus hijos, así que se enfocó en ellos, se puso a estudiar. “Fue muy difícil. Recibí el diagnóstico con 7 meses de embarazo, casi dando a luz, pero mi motivación era que la bebé saliera sana y empecé a buscar ayuda.

Solo pesaba 70 libras”.

De eso han pasado más de 7 años y hoy cuenta que trabaja como voluntaria en horas de la tarde para Red Nacional de Personas Viviendo con Sida (Redovi), donde hace visitas domiciliarias para ayudar a las personas a superar el diagnóstico mediante un apoyo continuo.

Indica que esta organización le enseñó que a pesar de su condición podía ser útil para su familia y la sociedad.

Revela que hace unos meses su pareja falleció de un linfoma (un tipo de cáncer) y ella representa el sustento de sus cuatro hijos.

“Sentí que la vida no se me acababa, sino que iniciaba otra etapa. Redovi fue y es una gran motivación, y gracias a todos y a Dulce Almonte, presidenta de la organización, que me mostraron que se podía seguir viviendo y ser feliz” dice.

Juanita les dice los que han sido diagnosticadas con el virus, que se puede vivir, adoptando un cambio de comportamiento, de conciencia, y los insta a buscar ayuda, ya que existen varias organizaciones que están para orientar y apoyar.

Flor de la juventud

Pero no todas las historias tienen un final feliz como es el caso de Juanita.

Hay otra historia de un joven de 20 años que comunicó a sus familiares que tenía el virus. Primero se lo dijo a su madre y esta a los demás, quienes lo rechazaron y lo sacaron de la casa.

Con el paso de los días, pasó hambre, frío y soledad. En sus últimos días perdió la esperanza de que su situación podría cambiar.

Cuando encontró un grupo de apoyo que le dio una opción ya la depresión había llegado a corroerle hasta los huesos y se quitó la vida.

Con estos dos testimonios queremos invitar a las personas a conocer su estado serológico al VIH, realizándose la prueba, lo que permitirá garantizar el acceso a los servicios de salud y la prevención de calidad.

Aunque el lema mundial de la campaña que conmemora el Día Mundial del Sida es: “Vive la vida positivamente”, “Conoce tu estado”, en el país se consideró pertinente agregar: “Hazte la prueba de VIH”, en procura de que el mensaje sea claro y entendible por todas las personas.

Lo que usted debe saber

El virus. Víctor Terrero, director del Consejo Nacional para el VIH y el Sida (Conavihsida), afirmó que nadie se muere por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Que es bueno que la población entienda la diferencia entre el VIH y el sida.

“El VIH es el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), infecta las células del sistema inmunitario y las destruye o trastorna su funcionamiento, lo que acarrea el deterioro progresivo de dicho sistema y acaba produciendo una deficiencia inmunitaria”.

El ginecólogo precisa que se habla de inmunodeficiencia cuando el sistema inmunitario ya no puede cumplir su función de combatir las infecciones y otras enfermedades.

Las infecciones que acompañan a la inmunodeficiencia grave se denominan “oportunistas”, porque los agentes patógenos causantes aprovechan la debilidad del sistema inmunitario. Dijo que ellos tienen derecho a la salud, educación y al empleo.