Sábado, 21 de julio, 2018 | 9:15 am

Empresas solidarias



Varias cadenas importantes de comercio se han convertido, de manera voluntaria, en instrumentos para motivar y canalizar la solidaridad de sus clientes.

Utilizan diversas formas para que los consumidores se desprendan de algún aporte que, aunque individualmente parezca pequeño, cuando se une a otros muchos se suelen alcanzar cifras importantes.

Estos comercios ponen sus establecimientos al servicio de causas específicas o en apoyo de instituciones que se dedican a hacer trabajos sociales.

Los dominicanos suelen ser generosos, solo requieren mecanismos para canalizar adecuadamente la solidaridad.

Entidades como Muchachos y Muchachos con Don Bosco, Save the Children o Quiéreme como soy, para solo citar algunas, en algún momento han recibido la mano amiga de alguna de esas grandes cadenas comerciales o de empresas importantes que organizan eventos para recabar fondos a favor de esas instituciones caritativas.

El impacto positivo de estas iniciativas no se queda solo en el aporte económico que pudieran recibir las entidades, sino la promoción de sus acciones o de las causas que abrazan.

Los propietarios de esas empresas son movidos por un espíritu de solidaridad o responsabilidad corporativa que las distingue.

Sepan esas empresas que iniciativas de ese tipo son observadas con agrado por quienes saben valorar los gestos de nobleza.