X

Emma Polanco soñó ser médico, y salud hija la llevó a lo académico

SANTO DOMINGO.-Emma Polanco Melo, primera mujer electa rectora de la Universidad Autónoma de Santo Domingo en sus 480 años, y quien asumirá el cargo a partir del 16 de julio, nunca se imaginó alcanzar esa posición, como tampoco el incursionar en la carrera de Contabilidad.

La maestra, egresada de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la UASD, especializada en Costo, de joven soñó con ser una médica.

Es oriunda de Puerto Plata, la más pequeña de ocho hermanos de una familia que dependía de la agricultura. A raíz de la muerte de su madre, cuando apenas tenía cinco años, se establecieron en Santiago de los Caballeros.

Como toda joven de su época aprendió secretariado y al ingresar al liceo Onésimo Jiménez, en esta ciudad, estudió Enfermería e hizo el cuarto de bachillerato en Ciencias Naturales para conectar con el sueño que le apasionaba.

Allí, en sus tiempos mozos, se integró a grupos estudiantiles que estaban en contra del régimen del presidente Joaquín Balaguer y aunque no participó con vehemencia en las manifestaciones, resguardaba a los jóvenes perseguidos por la Policía.

“Era la época de los enfrentamientos en playa Caracoles y Alberto Caamaño Deñó, nadie quiso ir a la PUCMM, que era la única universidad en Santiago, la UASD era incipiente allí.

El grupo decidió venir a la UASD en 1974 y nos comprometimos regresar a Santiago cuando termináramos”. Cuenta que al final fue la única que se quedó aquí.

Inclinación a Economía

Narró que cuando le tocó decidir lo que iba a estudiar fue a Orientación Psicológica y le salió medicina, pero pensó en los años que dura la carrera y la inversión, además recordó a los muchachos que andaban de arriba para abajo con un cráneo encima y no podían trabajar.

Encontró que seis años era mucho tiempo, requería especializarse, hacer camino al andar, y vivía arrimada en casa de una hermana.

Al darse cuenta que algunas amigas se fueron a Economía, preguntó cómo era, y al contarle que al segundo semestre podía trabajar, optó por esa carrera .

Luego se cambió a Contabilidad, sin saber que el requisito era ser empleada, porque el horario nocturno lo exigia. En esa búsqueda de empleo le dijeron que el mercado estaba saturado y que no había puestos para nadie, pero ella se dijo: “Pues para mí va a haber, porque voy a ser diferente”.

Le fue muy bien en la carrera, comenzó a laborar en una casa de cambio, donde sintió el peso de trabajar y estudiar, pero empezó a ser más independiente.

Luego, cuando surgió el Banco del Comercio, envió una solicitud y no la seleccionaron porque se llenaron las vacantes, la llamaron más adelante para una empresa multinacional que se estableció en el país, y solicitaban una gerente financiera, la dejaron con RD$800 y chofer incluido, época en que los sueldos eran RD$200.

Ahí obtuvo una gran experiencia en lo relativo a costos.

Conexión académica

Poco antes de graduarse, en 1981, conoció a quien es su esposo, el sociólogo Cándido Mercedes, con quien procreó a Laura, Clara y Omar, psicóloga industrial, administradora y abogado.

Una vez se graduó dejó el mundo empresarial y optó por ir a la UASD a impartir docencia, porque su primera hija le nació con una cardiopatía congénita, lo que implicó dedicarse a ella a tiempo completo, ya que le habían colocado una válvula y realizado varias cirugías.

Fue así como incursionó al Intec a impartir docencia y se involucró en la UASD hasta la posición que hoy ostenta, a partir de que su hija superó el proceso.

Trayectoría

— Cargos
Polanco ha desempeñado las siguientes funciones: vicerrectora Administrativa, primera decana de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales; directora de la Escuela de Contabilidad y Coordinadora de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales.

Este website usa cookies.