Lunes, 12 de noviembre, 2018 | 2:41 am

El vibrador que toma selfies vaginales

e40a4690-c813-11e4-93da-f5c367e4b24e_svakomgaga


Lo que siempre ha sido  una tarea  exclusiva de los ginecólogos, hoy  está al alcance  de todos. Una  marca china  acaba de lanzar un vibrador con una cámara y una lamparita en la punta.

La empresa que lo promueve  dice que  el aparato “aumenta el placer para la mujer y su pareja” al permitir tomarse los selfies más íntimas del mundo,  el vibrador según afirman  presenta un sinfín de posibilidades en materia de salud, conocimiento y empoderamiento femenino.

Por naturaleza las mujeres saben cuando algo no va bien en  su cuerpo  especialmente en  la vagina, sienten  ardor, dolor y rozaduras que las ponen en alerta. Pero en ocasiones es necesario  esperar varios días para que el ginecólogo las evalúe.  Esta camarita, acompañada de la debida información, podría economizar  angustias y dinero.

El aparato cuesta la módica suma de $180 dólares, lo que representa una inversión a largo plazo cuando se piensa en  que una revisión sencilla puede costar algo similar. Nada sustituye el diagnóstico médico, es una realidad. Sin embargo, tener un aparato así  permite familiaridad con la apariencia de la vagina, por ejemplo, en distintos momentos del ciclo menstrual, o bien, aprender cómo se ve cuando está saludable o cuando sufre algún tipo de inflamación o infección.

El vibrador, como otros juguetes de su categoría, está hecho de silicón quirúrgico y es impermeable. Ahora cuenta con dos modelos: el que se conecta por cable a la computadora (así como el que tienen los ginecólogos en su consultorio) y el que envía las imágenes por wifi a los dispositivos móviles.

Por razones técnicas, en la punta donde están la cámara y la lámpara no tiene motor de vibración. Lo que sí tiene son varias velocidades y puede cargarse vía USB. Siendo fieles a la tecnología,  también brinda una definición más técnica: es un aparato que da masajes y cuenta con una función . Independientemente de si brinda o no el placer que promete, al menos sí da la posibilidad de jugar, explorar y aprender al mismo tiempo.