Sábado, 22 de septiembre, 2018 | 10:31 am

El traje para dar el “sí” debe ser moderno y elegante

Normativa. Se utilizan colores diversos y se mezclan piezas clásicas y modernas. Clave. Es esencial dedicar tiempo a la elección del estilo, color y tejidos de esta importante pieza.

sin-titulo


SANTO DOMINGO.-En el gran día del “sí acepto”, el protagonista es el vestido de la novia, pieza que la hará sentir especial y hermosa camino al altar, pues a su paso deslumbrará a todos sus invitados.

Lograr que sea un momento especial dependerá de la novia, y que se deje guiar, teniendo en cuenta que con el pasar de los años hay unas con gustos más sencillos, ligeros, minimalistas, atrevidos y frescos, dejando un poco atrás las tradicionales colas de extensos metros.

Rompiendo tradición

El diseñador Joel Reyes, con su colección inspirada en la herencia de los Emiratos Árabes, propone vestidos de novia con colores diversos, donde mezcla piezas clásicas y modernas.dggfgghjhp01

En esta propuesta se resalta la silueta, destacando los tonos de piel velados en encajes blancos finamente bordados a mano, así como el vestido blanco, que es una tradición desde el año 1840, el cual representa la serenidad y pureza de la novia.

Elegir este vestido será tarea fácil si la novia se planifica, pues existen factores que inciden, como hacerlo con tiempo y escoger la temática de la boda que se desea.

Reyes asegura que la novia debe estar consciente de que el vestido le quede a su figura y saber el presupuesto con el que cuenta para lograr lucir hermosa el día de su boda con un traje de sueños en relación al precio.

Los colores

Al referirse a los colores, el experto dijo que se puede ser una novia más arriesgada de acuerdo a los estilos que estén de moda, donde el color blanco no es la única opción para llegar al altar, sino que también se le ha dado paso a los tonos piel, champagne, dorado y hasta un color rojo en búsqueda de originalidad.

Reyes, quien por primera vez presenta una colección para novias, asegura que lo importante de ese gran día es que la mujer se sienta hermosa, cómoda, ella misma, y satisfecha con el resultado final.

Los tejidos de los vestidos han dado un giro de 365 grados. De utilizar el podesuá y shantung, los encajes, bordados y pedrería cobran vida, así como el uso de la crinolina, una base con textura gruesa que hace que los vestidos se levanten más.

Tendencias

Estilos vigentes
La tendencia de llevarlo con las mangas continúa y la transparencia llegó para quedarse, lo que se llevará mucho en este otoño-invierno, al igual que los cortes princesas han tomado nuevamente su espacio en la moda.