Jueves, 16 de agosto, 2018 | 7:37 am

El soberano se hace más ‘sabio’



La popularidad de la NBA se ha disparado en República Dominicana, no porque lo hayan dicho los estudiosos en mediciones y “rating”, sino porque donde quiera que alguien se mueve el principal tema de conversación radica en los resultados, actuaciones y proyecciones de la serie final.

No cabe duda que la participación de LeBron James, como principal protagonista, conlleva automáticamente a que haya una radicalización entre los opinantes, porque definitivamente este jugador concita “amor y odio”, “respaldo y repudio”.

Resulta que, de un tiempo a la fecha, todos somos “expertos” de baloncesto, situación que posibilita que esos “analistas”, señalen las debilidades y puntos fuertes de cada conjunto, en muchas ocasiones con precisión de “profesores” universitarios.

Y es que la rivalidad entre los Warriors y los Cavaliers es cada día más ácida, debido principalmente al seguimiento a los estelaristas, en especial LeBron, Kevin Durant y Stephen Curry.

Esta noche la serie se muda a Cleveland, hogar de los Cavs, lo que le podría dar algún tipo de respiro, ya que está camino al precipicio, con dos derrotas al hilo, situación que apenas cuatro equipos en la historia de la NBA han podido superar.

El fanático no transige, aunque la situación le resulte desfavorable, porque siempre cree que se puede salir del hoyo, no importa lo profundo que sea.

Hoy quedará despejado si la serie se puede convertir en una “presa fácil” para los Warriors o sí los Cavaliers se sacuden y cierran la misma.

RADARES.- El viejo y deteriorado estadio de La Normal, sencillamente, no tiene dolientes de ningún tipo, porque se supone que estando ahí la sede de la Federación de Béisbol, por lo menos debieran hacer una “recolecta” o un “telemaratón” para darle algún mantenimiento básico. El amigo Héctor- Tito- Pereyra debe hacer ese mínimo esfuerzo por su propio bien.