Viernes, 21 de septiembre, 2018 | 1:54 pm

Vicepresidente de El Salvador dice relación con EEUU no peligra por China

Vicepresidente de El Salvador, Óscar Ortiz.
Vicepresidente de El Salvador, Óscar Ortiz.


San Salvador.- El vicepresidente de El Salvador, Óscar Ortiz, aseguró hoy que las relaciones con Estados Unidos “no están en peligro” ahora que este país centroamericano ha establecido nexos con China.

“Las relaciones con Estados Unidos nunca han estado en peligro, no veo por dónde van a estar en peligro (…) nuestras relaciones han sido fuertes, son fuertes en este quinquenio y estoy convencido que van a seguir siendo fuertes”, manifestó Ortiz a la prensa tras ser cuestionado sobre la reacción de EE.UU. ante la ruptura de las relaciones de El Salvador con Taiwán para aliarse con China.

El vicemandatario subrayó que “la relación con el pueblo y el Gobierno de los Estados Unidos sigue siendo constructiva, abierta, sincera y de mucha cooperación.

Entonces, ¿quién pierde aquí?, nadie”. Ortiz, quien este miércoles participó en la inauguración de una moderna terminal de autobuses que permitirá agilizar el tráfico en San Salvador, añadió que el Gobierno “está abierto a inversiones de todas aquellas empresas y países que crean en El Salvador”.

El presidente salvadoreño Salvador Sánchez Cerén informó el lunes en una cadena nacional de radio y televisión sobre la ruptura de lazos con Taiwán, uno de los principales cooperantes con su país en áreas de tecnología, salud, agricultura y educación, para aliarse con China.

“Anuncio la decisión de mi Gobierno de romper las llamadas relaciones diplomáticas, mantenidas hasta este día, entre la República de El Salvador y Taiwán, y establecer relaciones diplomáticas con la República Popular China”, dijo el mandatario.

La ruptura de los nexos con Taiwán causó descontento y rechazo de los partidos de derecha, principalmente de Arena.

El Salvador se ha unido así a una tendencia iniciada por otros países que han decidido estrechar lazos con China en detrimento de Taiwán, como República Dominicana, que lo hizo en mayo pasado, Panamá en junio de 2017, o Santo Tomé y Príncipe, en diciembre de 2016.