Miércoles, 23 de mayo, 2018 | 7:22 pm

El presidente de Haití condena a Oxfam tras sonados abusos

Responsabilidad. El Gobierno del Reino Unido ha amenazado con retirar los fondos a la organización. Caída. Ya renunciaron varios funcionarios implicados.

info-escandalo-oxfam


PUERTO PRÍNCIPE, HAITI.-El presidente de Haití, Jovenel Moise, criticó a la organización británica Oxfam tras conocerse la semana pasada que directivos y cooperantes de la ONG contrataron a prostitutas en esa nación después del terremoto que devastó parte de esa nación en 2010.

“Lo que sucedió con Oxfam en Haití es una violación extremadamente grave de la dignidad humana”, escribió Moise en Twiter, su primera declaración pública tras lo ocurrido.

De acuerdo con el mandatario, “no hay nada más escandaloso y deshonesto que un depredador sexual que utiliza su posición como parte de la respuesta humanitaria a un desastre natural para explotar a las personas necesitadas en sus momentos de mayor vulnerabilidad”.

“El pueblo de Haití estaba y está inmensamente agradecido por el apoyo de la comunidad internacional tras la terrible tragedia de 2010, pero esa gratitud no debe confundirse con la docilidad ante horrendas violaciones como estas”, dijo Moise.

“Los desastres pueden ocurrir, pero los derechos y la dignidad de las personas persisten”.

Las declaraciones de Moise se suman a las críticas que ha recibido la ONG de ayuda contra la pobreza desde que el diario Times of London reveló la semana pasada que empleados de Oxfam pagaron en Haití a personas afectadas por el sismo de 2010 a cambio de tener relaciones sexuales.

La pesquisa se abrió tras la renuncia de la subdirectora general de la organización, Penny Lawrence, quien pidió disculpas al gobierno, a los donantes y al pueblo de Haití después que se conoció el reporte periodístico.

En el Chad y Haití

El diario “The Observer” reveló el fin de semana acusaciones de que trabajadores de la ONG contrataron asimismo prostitutas durante 2006 en el Chad, cuando el responsable de la organización en el país era el mismo que dirigía la misión en Haití en 2010, el belga Roland van Hauwermeiren.

Por su lado, el regulador de las Organizaciones No Gubernamentales en el Reino Unido anunció ayer que abrirá una investigación sobre cómo Oxfam gestionó el escándalo sexual en el que participaron en 2011 algunos de sus trabajadores en Haití.

El gran capital

La organización, que percibe anualmente unos 300 millones de libras (417 millones de dólares) de fondos públicos en Inglaterra, reconoció que la conducta de esos trabajadores fue “completamente inaceptable” pero negó que se tratara de ocultar los hechos.

En enero de 2010, Haití, el país más pobre de América, fue asolado por un potente terremoto que dejó unos 300,000 muertos, igual cantidad de heridos y 1,5 millones de damnificados.

El Gobierno del Reino Unido ha amenazado con retirar los fondos públicos a la ONG si no colabora con la investigación de esos hechos.