Sábado, 23 de junio, 2018 | 5:23 am

El positivo de ‘Canelo’ es difícil que afecte pelea con Golovkin

Hugo López Morrobel
Hugo López Morrobel


Lo económico siempre ha tenido y tendrá un extraordinario peso específico en cualquier actividad. Los deportes no escapan a esa realidad, siendo quizás los organismos del boxeo mundial los más permisivos en otorgar, al poco tiempo de la detección de alguna sustancia prohibida, amnistía a los culpables.

También en los últimos años, el Comité Olímpico Internacional (COI) ha visto minada su credibilidad por fuertes presiones políticas, siendo el último caso la “flexibilidad” otorgada a los atletas rusos para que compitieran en las Olimpíadas de Invierno recién concluidas en Corea del Sur.

Por eso el positivo que acaba de arrojar el mexicano Saúl Canelo Álvarez por el anabolizante Clembuterol es un duro golpe a su credibilidad, pero ante la ya programada pelea multimillonaria, la más importante de estos años, provocará una presión nunca vista a la Comisión de Boxeo de Nevada, donde está anunciada la realización del combate.

Si se aplica una sanción que provoque la suspensión del espectáculo, cosa que dudo, constituiría un terrible zarpazo a la empresa en particular y al boxeo en general.

Es por ello que las explicaciones que ha dado el “Canelo” es seguro que validarán las explicaciones del azteca, que fue causado por el consumo de carne, que ciertamente ha provocado muchos problemas a otros atletas mexicanos.

Para que se tenga una idea, el Clembuterol es un anabolizante que aumenta el peso o la masa muscular de un organismo, pero para Daniel Eichner, del laboratorio acreditado por la Agencia Mundial Antidopaje que llevó a cabo los análisis, “esos valores están dentro del rango de lo que se espera por una contaminación de carne”.

Eso deja bastante claro sobre cuál será la decisión final sobre la realización o no de ese mega combate de revancha frente al kazajo Gennady Golovkin el próximo 5 de mayo en el T-Mobile Arena de Las Vegas.

Además, hay que recordar que el promotor de la cartelera es el exboxeador Oscar de la Hoya, quien se ha convertido en los últimos años en una máquina poderosa, superando por mucho al legendario Don King, en uno de los promotores más célebres en toda la historia.