El poder mal manejado, es peor que cualquier otra droga



 

Porque:… Los hechos hablan por

Si mismos.

Un Secreto no es de lo que

Nadie sabe, sino, de lo

Que nadie habla.

Anónimo.-

Los vapores que emanan de la gran copa que contiene el poder, el aspirarlos sin respiro, puede producir hasta la muerte física, sin entrar en el terreno de lo ético y lo moral debido a que esos principios son los primeros en fallecer. Y es que el daño que produce en el cerebro, el buen pensar y el comportamiento de las personas, simplemente los vuelven incontrolables, porque esta droga del poder los convierte en desechos humanos que ni el famoso basurero de Duquesa los supera en el hedor

Doblar la cerviz ante el poder, ese vicio triunfador que les hace llenar de cicatrices las rodillas ante la posición supina que adoptan frente a la desvergüenza y las ambiciones desmedidas, se constituye en su norma de comportamiento. Edifican su vida sobre enormes y vistosas piedras pero huecas. Y es que la frugalidad, esa amiga inseparable de la moral y  de la ética, la han sacrificado o la han enviado al destierro tal y como ya se ha convertido en su costumbre.

Pero, hay que admitir que muchos , en sus primeros pasos por el tortuoso camino de la política, nos han dado esperanzas de que pueden dignificarla pero, todo este proceder es hasta que se adentran en el pérfido lujo, en el desgraciado engreimiento y una engañosa omnibenevolencia. Hasta este punto se les hace difícil, hasta que tantas veces lo hacen que se les hace fácil la violación de las normas de buen comportamiento y sacrificio por la palabra empeñada, y es entonces cuando todo este mal proceder se convierte en costumbre.

Será acaso que estamos poseídos de alguna maldición que nos condena a vivir presos de estas ambiciones espurias de la gran mayoría de estos políticos, o quizás existirá algún lazarillo que nos guiará hacia otro modo o lugar donde reinen además de los principios, la famosa señora Justicia. Aquella desprovista de toda atadura política, que en realidad sea ciega a la hora de aplicar las leyes…¿….? Desconozco si encontraremos esa señora, que no acepte reuniones de aposentos o que una de sus manos se extienda palmas arribas… ¿….?

Hablan  de dignidad, pero se regodean estrujándole una fundita o un salami a los desposeídos de todo y aun más, tienen el tupé de decirles, –manejados como un número cualquiera-, que ya no son pobres y claro, es una burla, porque los han llevado de ser pobres a ser miserables,donde hasta su dignidad de gente humilde, pero dignas, se las han robado. Y no sé lo que me extraña de este comportamiento, si después de tanto tiempo, ya es una rutina.

Es posible que en algún lugar de nuestra mente aun exista alguna esperanza de que aparezca un Akenatón, ese faraón egipcio revolucionario que de un imperio inmovilista se atrevió a introducir un nuevo culto basado en la adoración de un solo dios sol, Atón, lo que implicaba una tendencia monoteísta que le permitió recuperar parte del poder que se habían apoderado los sacerdotes y la burocracia civil. ¿Aparecerá algún Akenatón que le de realismo a esta falsía política que vivimos?

Me parece difícil, ya que estos políticos son muy leídos y creo que no puede ser coincidencia y más bien es un símil de lo hecho por Stalin ante sus ayudantes, cuando desplumó una gallina enfrente de ellos y pese al dolor de la misma, cuando la soltó, sacó trigo de su bolsillo y comenzó a caminar y dejar caer los granos a la gallina la cual lo seguía a pesar del dolor que tenía. Stalin les dijo a sus ayudantes; “se fijan, así de fácil se gobierna a los estúpidos”. ¿Vieron como me persiguió a pesar del dolor que le causé?… Así son la mayoría de los pueblos, persiguen a sus gobernantes y políticos a pesar del dolor el que le causan, por el simple hecho de recibir un regalo barato o algo de comida para uno o dos días. Así nomas. ¡Sí señor!

Publicidad

Publicidad