Martes, 18 de septiembre, 2018 | 6:58 am

El país quiere saber…



Tomar con toda firmeza y claridad el camino de la ética y la moral es un desafío esencial de la sociedad dominicana en la coyuntura actual. Por eso el país quiere saber en torno al caso Odebrecht ¿cómo es que se han establecido inculpados de sobornos para la adjudicación de obras y al mismo tiempo no se han designado acusados, ni fijado montos de sobrevaluaciones en torno a las mismas? ¿Qué circunstancia impide que el país conozca la magnitud de dichas sobrevaluaciones? ¿Acaso no resultaba obligatorio que el Procurador General de la República, en interés de despejar el expediente de toda suspicacia en contra de las altas autoridades de la nación, intimara, como se estila en derecho, a la Cámara de Cuentas para que hiciera las auditorías de costos de las obras contratadas?

El país demanda saber ¿cuándo y bajo qué investigación determinó el señor procurador que en las plantas de Punta Catalina no hubo irregularidad ni sobrevaluación? ¿Es admisible que una empresa como Odebrecht, con un “modus operandi” caracterizado por el soborno, actuara diferente frente a estas multimillonarias obras?

El país desea saber ¿cómo es posible que después de 130 mil horas de trabajo por parte de 50 especialistas laborando para la Procuraduría General de la República, al pueblo dominicano no se le haya dicho quiénes fueron los beneficiarios del financiamiento electoral prodigado por los altos ejecutivos de la constructora Odebrecht, y testimoniado por estos y por un miembro del comité político del PLD? El país reclama que se le explique ¿de qué manera pudieron los candidatos oficiales del país sustraerse a la tentación de los financiamientos de campañas electorales? Entre 2006 y 2014 Odebrecht destinó 3,390 millones de dólares para financiar campañas electorales en la región. ¿Iba a estar la República Dominicana fuera de esa “fiesta”? ¿Por qué el Procurador General de la República deja fuera de sus investigaciones el financiamiento extranjero de las campañas? ¿A quién protege?

El país necesita saber ¿por qué no se investiga lo ocurrido con las obras contratadas por Odebrecht durante el período 2012- 2014? El comportamiento ético-moral de una importante parte del funcionariado de los gobiernos del PLD es repudiable. Bajo él fueron contratadas la mayor parte de las obras de Odebrecht, por eso ¿cómo es posible que de los actuales inculpados haya 3 del PRD, luego PRM y solo dos del PLD?

Estas y muchas otras preguntas se las está haciendo el país. Y las mismas deben ser respondidas de manera veraz, porque, como se sabe, un pueblo burlado es capaz de hacer cualquier cosa.

Celedonio Jiménez

Publicidad