El jengibre tiene un poder terapéutico

La raíz de la planta Panax Ginseng fortalece el sistema inmune

26s-44p011





El jengibre, raíz de la planta Panax Ginseng, acelera el metabolismo y mejora la digestión, a la vez que favorece la absorción de nutrientes y eliminación de desechos del organismo.

Son muchos los valores y propiedades del jengibre, además de fortalecer el sistema inmune, siendo recomendable agregarlo a la rutina alimentaria.

La primera de ellas, y menos conocida, es su efecto sedante. De acuerdo a laNational Institutes of Health, consumir 2 gramos de jengibre (una rodaja) por 11 días a través de una infusión, te ayuda a evitar el dolor producido por el ejercicio o un golpe.

Múltiples propiedades

Aquí te revelo algunas propiedades del jengibre que seguro sí te interesarán:
1. Activa los jugos digestivos. Para ello solo debes comer un poco de jengibre fresco cinco minutos antes de la comida.
2. Mejora la absorción y asimilación de nutrientes esenciales en el cuerpo.
3. Reduce las náuseas. Con este fin consume un poco de la raíz con una cucharada de miel.

4. Disminuye las flatulencias. Para ello solo debes masticar un poco durante 5 minutos.
5. Evita los calambres.

6. Mejora el flujo sanguíneo, previniendo las enfermedades cardiovasculares.
7. Dile adiós al dolor de garganta y congestión con un poco de té.
8. Previene el cáncer de colón y ovarios.
9. Disminuye la migraña

10. Combate el envejecimiento prematuro y reduce los niveles de estrés.

Así que si quieres gozar de estos beneficios no dudes en incluirlo en tu dieta.

Recuerda que si decides ponerlo como parte de tu cotidianidad debes consultarlo con un especialista para determinar las dosis y estar seguro de que no tendrá efectos secundarios.

Pesto de jengibre y cilantro

Ingredientes
1 ramillete de cilantro fresco
1 puñado de anacardos tostados
Un trozo de jengibre fresco
Aceite de oliva extra virgen
Sal

Preparación:

Se trata de una variación del típico pesto. Hemos cambiado el picantillo del ajo por el del jengibre, mucho más suave y muy aromático, la albahaca por el cilantro y los piñones. Además se quita el queso, aunque podríamos añadirle un poco.

Ya sabes que un pesto se hace simplemente triturando todos los ingredientes. En ese caso lo que tenemos que hacer es deshojar el cilantro y lavarlo y secarlo bien. Pelar el jengibre y trocearlo.

En un vaso pondremos todos los ingredientes con un buen chorro de aceite de oliva y trituraremos hasta conseguir una pasta. Después solo quedará servirlo como acompañamiento en algunas recetas o como aperitivo.

Publicidad
Publicidad