Martes, 17 de julio, 2018 | 1:32 am

El final de dos veteranos



El choque del próximo sábado entre el filipinio Manny Pacquiao y el argentino Lucas Mattysse no ha concitado la atención que pretendían los organizadores, dadas las excelentes demostraciones que han dado en cada uno de sus combates.

Esa falta de interés, a pesar de la buena promoción, tiene sus explicaciones, y es que Mattysse y Pacquiao ya entraron en la fase de declive, primero por sus dilatadas carreras, y segundo, que los años ya les están pasando factura.

Y como dice alguien que por años estuvo combatiendo: “los golpes no son vitaminas”.

De lo que sí se puede estar seguro es que el combate será interesante de principio a fin, dada la naturaleza guerrera de ambos, que siempre tienen como objetivo primario terminar el pleito a la mayor brevedad.

Y hablando de boxeo, a pesar de que la mayoría está en mundial de fútbol, el próximo lunes se presentará una prometedora cartelera en el hotel Jaragua, donde habrá una pelea de invictos entre Michell “La Zarza” Rivera y el cubano Yankiel León, con una gran experiencia como integrante del equipo olímpico de su país.

La buena asistencia a estas carteleras es una muestra de que los amantes del boxeo todavía mantienen el interés, a pesar de las malas decisiones y a veces falta de calidad competitiva de muchos de los exponentes.

Lo que no llego a entender es cómo la mayoría de los púgiles dominicanos realizan demostraciones excepcionales en el país, pero cuando les dan un chance para que se luzcan en el extranjero, en carteleras que tienen cobertura de televisión mundial, se vuelven un verdadero tollo, se aprietan y hacen payasadas, desaprovechando una oportunidad que solo llega una o dos veces en la vida sobre el cuadrilátero.