El embarazo, una situación de alto riesgo en República Dominicana

Durante un panel que reunió a instituciones públicas, el gremio médico y a organizaciones de mujeres se presentó un informe que a través de historias y una recopilación de cifras pone en evidencia esta realidad del país.

Siete muertes de mujeres se produjeron por la falta de evaluación médica integral y adecuada.
Siete muertes de mujeres se produjeron por la falta de evaluación médica integral y adecuada.


Santo Domingo.- Para el 16 de julio de este año, 94 mujeres habían muerto por causas relacionadas al embarazo, es decir, cada dos días murió una mujer embarazada.

Así lo advirtieron las organizaciones Colectiva Mujer y Salud y Women’s Link Worldwide durante el panel “Maternidad Segura, Libre y Elegida”, en el que presentaron un informe que documenta las historias de siete (7) mujeres embarazadas que murieron entre 2012 y 2015 por causas evitables, según los registros oficiales del Ministerio de Salud.

“El informe Maternidad Libre y Segura en República Dominicana: una deuda con los derechos de las mujeres muestra cómo la falta de servicios de salud de calidad y oportunos cobró la vida de estas siete mujeres jóvenes –con un promedio de edad de 24 años- y sanas. Seis de ellas dejaron hijos e hijas huérfanas”, afirmó Cinthya Velasco, Directora Ejecutiva de la Colectiva Mujer y Salud.

A pesar de las diferencias entre los casos abordados en esta investigación, todos ponen en evidencia el problema estructural que enfrentan las mujeres embarazadas en el país.

De acuerdo al informe, estas siete muertes se produjeron por la falta de evaluación médica integral y adecuada, porque no fueron atendidas por personal especializado cuando se requería, porque no se le suministró tratamiento médico indicado para la situación que presentaba, por negligencias o malas prácticas médicas y por falta de información.

“El Estado tiene la responsabilidad de implementar las leyes que ya existen o desarrollar las que hagan falta para que no se sigan muriendo las mujeres embarazadas, tanto aquellas que anhelan llevar a término su embarazo como aquellas que necesitan un aborto para proteger su integridad o su vida”, afirmó la Directora Legal Regional de Women’s Link Worldwide, Carmen Martínez.

Martínez puntualizó las recomendaciones contenidas en el informe: se necesitan acciones para garantizar el acceso a la atención médica oportuna y de calidad,así como el acceso a la información clara y a tiempo por parte del personal médico, atención humanizada de las mujeres embarazadas y acciones legislativas, en particular la despenalización del aborto cuando la vida o la salud de la mujer estén en riesgo o en aquellos casos en los que el embarazo es producto de una violación o incesto.

El panel contó también con la participación del Director de la Dirección General de Materno Infantil y Adolescentes del Ministerio de Salud, Juan Carlos de Jesús; el Director General de Salud Familiar, José Mordán; la Directora de Salud del Ministerio de la Mujer, NicidaBeltré; la dirigente comunitaria Juana Ferrer, de la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas (CONAMUCA); y el doctor Mario Lama, miembro directivo de la Sociedad de Ginecología y Obstetricia.

Publicidad
Publicidad