Lunes, 17 de septiembre, 2018 | 11:36 am

El dolor de clítoris: ¿por qué a veces duele cuando lo rozan?

Los genitales femeninos forman una zona extremadamente sensible y una valiosa fuente de felicidad, pero cuando hay dolor de clítoris todo puede cambiar. Descubre los motivos por los cuales este órgano se ve afectado y las formas de solucionarlo

consejos-para-la-infeccion-de-clitoris


Algunas mujeres manifiestan sentir dolor de clítoris en ciertos momentos del acto sexual. Esta sensación no les permite disfrutar del sexo libremente. Y es que el clítoris es el órgano que se encuentran en las féminas con el único objetivo de otorgar placer.

Las molestias recurrentes en esta zona causan un bloqueo ante cualquier estímulo o deseo. Es lógico que no quieran participar de ninguna actividad que las haga sufrir. Por este motivo es muy importante descubrir cuáles son los verdaderos motivos por los cuales se presenta el dolor.

¿Sientes dolor de clítoris y esquivas los encuentros íntimos?

Generalmente, no es mucho el tiempo que se dedica al cuidado de este órgano. Aún sabiendo que la mayoría de los orgasmos se logran con su estimulación, nadie lo menciona demasiado.

Más allá de la vergüenza o la negación a hablar sobre el tema lo que nunca hay que hacer es dejar pasar el tiempo. La solución no es no practicar sexo, esto no hará que el problema se solucione. Lo primero que hay que saber es por qué se producen esta molestia, es decir cuáles son las causas.

El clítoris es uno de los órganos más sensibles que tiene el cuerpo femenino. Por ello, hay que cuidarlo lo suficiente para que no se provoque inflamación u otras infecciones. Cada parte del organismo necesita su especial atención por igual, y más si está para hacerlas felices.

Las posibles causas por las que sientes dolor de clítoris

Según sea la razón por la que se produce el malestar, serán los días que dure y las maneras de tratar. Es importante detectar de forma rápida el verdadero motivo para actuar. Así podrán volver al placer orgásmico, solas o en pareja.

1. Productos de limpieza

Algunos jabones que se utilizan para la higiene suelen causar irritaciones. Lo mismo sucede con detergentes o perfumes para la ropa de los cuales las mujeres son amantes. Si el dolor de clítoris comenzó después de un cambio en la rutina de higiene corporal o de la ropa interior, este puede ser el motivo.

Se debe eliminar el uso del mismo y a los pocos días ya no existirá ninguna molestia en los genitales. Además de dolortambién pueden provocar picazón o irritación.

2. Inflamación clitoriana

Tienen una elevada frecuencia sexual y comienzan a sentir dolor de clítoris ante el mínimo roce, entonces seguro existe una inflamación. Esta se provoca por el exceso de fricciones en un órgano tan sensible.

Quizá deban darle un descanso para que se desinflame, además dehacerlo con más suavidad. Tanto durante los juegos preliminares como en la penetración hay que controlar la presión que se ejerce.

3. Falta de lubricación natural

Una posible razón de un clítoris dolorido es que se estimule de manera demasiado directa y resulte brusco. Lo aconsejable es darle un poco más de tiempo de excitación a través de otros juegos.

Si no funciona, siempre es muy positivo complementar con otros lubricantes especiales para el sexo. Así, es mucho más sencillo el deslizamiento de dedos, pene o juguetes sexuales.

4. Infección vaginal

Puede ocurrir que, en realidad, el dolor de clítoris se deba una patología ginecológica. Existen diversas infecciones vaginales, de menor o mayor gravedad, que causan estos síntomas.

Cuando el dolor persiste durante varios días es necesario recurrir a un profesional de la salud para que realice una evaluación. Los tratamientos suelen ser muy sencillos y pronto volverán a la normalidad.

5. Vulvodinia

La sensación de dolor de clítoris puede ser provocada por una vulvodinia. En estos casos, la molestia varía según el nivel, pero se hace más fuerte aún por la noches. En los casos más extremos las mujeres ni siquiera pueden sentarse por el dolor. De no ser tratada, se prolonga durante meses.

En algunas chicas ataca de forma generalizada en todo el órgano genital, y a otras solo en algunos de sus componentes como es el caso del clítoris. Lo cierto es que la única manera de resolver este problema es visitando a un doctor.

Conclusión

A ninguna persona le gusta vivir con algún malestar físico, mucho menos si perjudica la vida sexual. Estas dolencias, si no son tratadas afectan a los estados de ánimo y a las interrelaciones personales. Por lo tanto, hay que identificar rápidamente qué está sucediendo y cómo revertir la situación.

Cuando no se notan mejoras con las medidas caseras, hay que hacer la consulta médica correspondiente. El final será, entonces, un retorno inmediato a la activa vida sexual que tan feliz los hace a todos los humanos.

Tomado de Mejor Con Salud