Domingo, 16 de septiembre, 2018 | 10:03 am

El desafío de las empresas de reducir el tiempo de espera en las consultas

Tiempo. En promedio un individuo pierde 3.5-4 horas para ser atendido por un profesional de la medicina. Impacta. Generación de riquezas de RD, porque no cumplen con funciones de trabajo.

Empresas  tienen el desafío de reducir el tiempo en las consultas, por el impacto que representa para los bolsillos.
Empresas tienen el desafío de reducir el tiempo en las consultas, por el impacto que representa para los bolsillos.


SANTO DOMINGO.-Un persona espera cuatro horas y hasta un día entero para que lo atiendan en cinco minutos, en una consulta médica que puede ser pública o privada.

Este simple factor, el de reducir el tiempo que invierte el individuo cuando acude a buscar la atención sanitaria que requiere, representa el gran desafío de los hospitales o clínicas que se dedican a ofertar servicios de salud.

“Esperé cuatro horas por el pediatra”, “Recientemente esperé de 9:00 a. m. a 1:00 p. m.”, “Creo que es un abuso, mejor ni hablar”, visitar el médico “es un pasadía no bailable”, fue la opinión de distintas personas al preguntarles sobre el tema.info-cifra-rd

A ese tiempo de espera agregue que si va a un centro de salud debe agotar procedimientos administrativos, en caso de tener o no seguro.

Afecta todo

“Cuando llevo a mi papá al médico duro el día entero y ni hablar de los procedimientos (facturación, toma de muestra, entrega de resultado, confirmación de seguro). Afecta en todos los sentidos tanto en el paciente como en el acompañante.

Sobre todo, a los pacientes con cáncer que por lo regular físicamente y emocionalmente están agotados y hartos”, escribió una persona en una de las redes sociales al preguntarle sobre el tema.

Se debe hacer un alto y analizar cómo afecta el bolsillo de las personas la espera de la consulta médica. Robert Silverio, economista, asesor y planificador financiero, explica que desde el punto de vista laboral esto provoca ausentismo, por el permiso a los empleados para acudir a la consulta.

Cita que en el informe de la Oficina Nacional de Estadística, “Dominicana en cifras del año 2016”, el 6.4 millones es el promedio de consultas médicas que fueron realizadas ese año.

El analista va mas allá e invita a cuestionarse: “¿Qué impacto tiene este dato?, si suponemos que un empleado de sueldo mínimo tome un permiso para asistir a una consulta médica, de una empresa que no exceda en instalaciones y existencias los 2 millones de pesos; este tiene un salario de RD$9,411.60, el cual se traduce en aproximadamente RD$49.35 por hora, de las cuales, si él (empleado) se ausenta 4 horas en promedio por un permiso de consulta médica, le representa RD$197.40, es decir, el 50 % de su salario de ese día”, dice Silverio.

Y a este mismo empleado, prosigue el economista, se le descuenta el Seguro Familiar de Salud (SFS), que es el 3.04 % de su salario, es decir RD$286.11 mensuales, “Por lo que una consulta consumiría alrededor del 71 % de su aportación mensual, que resultaría de la suma de su salario del día más el descuento de su seguro”.

Explica que el impacto es mayor en los empleadores, debido a que tienen que pagar el 7.09 % del salario de ese empleado por las aportaciones al SFS, es decir RD$667.28 mensuales, más los RD$197.40 por las 4 horas de ausencia del empleado, para un total de RD$864.68 por cada día que se ausente el empleado.

Lo que representa alrededor del 81% del salario diario y las aportaciones al SFS una carga bastante alta considerando que es una empresa pequeña.