El administrador de Punta Catalina

Por: El Día

[email protected]

07 agosto, 2017 12:01 am



La designación del economista Jaime Aristy Escuder como administrador de la Central Termoeléctrica de Punta Catalina está contenida en un decreto que entre sus motivaciones tiene que ese nuevo funcionario implemente las recomendaciones hechas por la comisión que investigó el proceso de licitación de ese proyecto.

Es decir, que sobre sus hombros recae la responsabilidad de gestionar la devolución de 6.5 millones de dólares que cobró el banco BNDES por concepto de comisión de compromiso por el financiamiento aprobado y no desembolsado.

También tiene la encomienda de que el proyecto concluya en el tiempo previsto, al mismo costo en que fue contratado por completo, que es de US$1,945 millones, lo cual convertiría a Punta Catalina en la primera obra construida por Odebrecht en la República Dominicana sin una adenda que incremente de manera considerable el costo final.

Otras de las recomendaciones hechas por la comisión, a las cuales deberá dar seguimiento el administrador, son determinar las verdaderas razones del retraso en la construcción de las plantas y estimar el costo de las pérdidas por ese concepto para solicitarle al consorcio la debida compensación.

De igual manera, tiene que velar porque se construya exactamente lo contratado.

La comisión también recomendó que las plantas queden bajo control estatal y que en caso de que se decida por contratar una empresa para ofrecer los servicios de Operación y Mantenimiento (O&M) se realice bajo un proceso de licitación que excluya a empresas que puedan tener conflictos de intereses.

Como se ve, el desempeño inicial del administrador de Punta Catalina será fácilmente evaluable a la luz de las recomendaciones de la comisión de la que él mismo formó parte.

Publicidad
Publicidad