Martes, 20 de noviembre, 2018 | 12:08 am

El aceite de coco es milagroso y curativo

Se usa para balancear el metabolismo y curar enfermedades

33_Vida & Estilos_03_6,p03


Cuando era un poco más joven y llevaba el pelo largo me gustaba usar el aceite de coco para cuidar de mi melena, hoy tengo menos tiempo, pero igual no dejo de reconocer el valor nutricional que aporta este aceite a la cabellera de la mujer.

Hoy prefiero usarlo en mis recetas, pues el aceite de coco también es conocido como el aceite milagroso.

No sólo es buenísimo para la piel sino que también ayuda a perder peso y a la absorción de calcio y magnesio.

Este aceite también se usa para balancear el metabolismo, y ayuda en otras enfermedades, como el estreñimiento. Además aporta los siguientes beneficios al organismo.

-Mejora la salud cardíaca.
-Estimula el funcionamiento de la tiroides.
-Estimula el metabolismo.
-Promueve la vitalidad y energía.
-Ayuda a mantener un peso saludable.
-Fortalece el sistema inmunológico.

 

Filete de cerdo con aceite de coco

Ingredientes para el cerdo

4 cucharaditas de jengibre rallado

2 dientes de ajo machacados
4 limones, su jugo
2 cucharadas de vinagre de vino blanco
12 cucharadas de crema
4 cucharadas de salsa de soya
2/3 taza (160 ml) de leche de coco
3 cucharadas de miel
1 solomillo de cerdo, sin grasa
Aceite de coco

Preparación

1. Preparar el cerdo. En la procesadora colocar el jengibre, ajo, jugo de limón, vinagre, azúcar, mantequilla de cajuil, salsa de soya, leche de coco y miel; procesar un minuto. Luego, verter la mezcla a una fuente y colocar el cerdo, dejar marinar durante la noche.

2. Precalentar el horno a temperatura media. En una olla calentar un poco de aceite a fuego medio y colocar el cerdo marinado; cocinar hasta que esté ligeramente dorado y retirar del fuego. En una fuente para horno colocar el cerdo y hornear 5-20 minutos. Retirar del horno y preservar al calor.

3. Mientras se cocina el cerdo, con un colador forrado en una gasa o linón, colar el líquido de la marinada a una olla y eliminar los sólidos. Cocinar a fuego medio hasta reducir el líquido a la mitad o hasta que tome la consistencia de una crema espesa. Retirar del fuego y reservar al calor.

4. En un recipiente mezclar la mantequilla. Trinchar la carne de cerdo en tajadas de 2 cm de grosor y colocarlas en una fuente de servir; verter encima la marinada y espolvorear con el sésamo. Servir de inmediato.