Martes, 18 de diciembre, 2018 | 3:18 am

El 80% bebés prematuros sobreviven maternidad

Inversión. El costo económico de sacarlos adelante ronda el millón de pesos, sin contar el costo social. Recomendación. Darles de alta cuando alcancen un peso de 1,800 a 2,000 gramos.

Las causas más frecuentes de defunción  son  insuficiencia respiratoria,  hemorragias intracraneal y pulmonar.
Las causas más frecuentes de defunción son insuficiencia respiratoria, hemorragias intracraneal y pulmonar.


SANTO DOMINGO.-Un bebé que nace prematuro puede llegar a pesar unos 900 gramos, que representan menos de dos libras, por tan solo citar algún caso.

Pero su peso es el menor de los problemas cuando nacen a destiempo. El mayor reto que debe enfrentar es luchar por su propia vida.

Y para sobrepasar este tiempo crítico debe estar acompañado de un equipo multidisciplinario de galenos.

A dicha situación súmele el estado de agonía y angustia en las que se mantienen los progenitores mientras su pequeño recién nacido trata de rebasar su condición crítica.

La doctora Yolanda Grullón, gerente de perinatología del Hospital Maternidad Nuestra Señora de la Altagracia, empieza explicando que ser prematuro significa nacer antes de tiempo.

“Cuando se habla de un parto de 37 semanas son recién nacidos a término. De ahí a 40 semanas es el grupo de recién nacidos que uno considera a término.

Si se observa, 37 semanas son 9 meses, pero usualmente hay un margen de cálculo de la edad de más o menos dos semanas.

Quiere decir que se puede tener un embarazo de 37 semanas que se considera a término e igualmente uno de 38 y hasta las 40 son considerados a término, antes de ahí se considera pre término o prematuros”, explicó la galena.

Aproximadamente una de cada diez mujeres presenta un parto prematuro, “pero en nuestro país la prevalencia es de un 11% de los partos.

Estos bebés presentan situaciones que van desde las alteraciones metabólicas, como la hipoglicemia, complicaciones infecciosas: sepsis neonatal e insuficiencias respiratorias debido a su inmadurez pulmonar, por lo cual requerirán soporte de ventilación mecánica y administración de surfactante alveolar.

Otros obstáculos que pudieran presentar son hemorragia cerebral, que puede ser de diferentes grados, pueden presentar anemia, conducto arterioso persistente (esto puede producir insuficiencia cardíaca y circulatoria), apnea o pausas respiratorias, inflamación intestinal grave (enterocolitis necrotizante) e ictericia, que es aumento de la bilirrubina por inmadurez hepática.

Probabilidad sobrevivir

Grullón puntualiza que la mortalidad infantil en República Dominicana ronda el 23 por ciento por mil nacidos vivos. De estos la mortalidad neonatal representa un 80%.

“En el caso de los prematuros, la tasa de mortalidad dependerá en gran medida del peso y edad al nacer”. Precisa que los prematuros de 28 a 36 semanas tienen más probabilidad de sobrevivir que los que tienen menos de 26 semanas y si hablamos de peso, menos de 1000 gr.

Esto se relaciona a la inmadurez de sus órganos. Para que tenga una idea, la especialista precisa que cuando más prematuro y menor sea su peso al nacer, mayor será el riesgo de complicaciones.

Puntualiza que un bebé con esta condición, al nacer debe ser trasladado de la sala de parto a la unidad neonatal, para preservar la temperatura corporal desde 36.5 grados a 37 grados, estos recién nacidos no controlan adecuadamente su temperatura y tienen riesgo de presentar hipotermia.

Entre los principales factores de riesgo que puede representar para una familia tener un neonato con estas condiciones está si la progenitora ha tenido historia de partos prematuros anteriormente.
2017 La Maternidad.
Nuestra Señora de la Altagracia tuvo 13,211 nacidos vivos. De esos, 1,571 fueron prematuros, lo cual representan un 11%.