Martes, 20 de noviembre, 2018 | 7:07 am

El 38 % de los jóvenes de Estados Unidos textea mientras conduce su auto

texting-while-driving


Los Ángeles.- El 38,7 % de los jóvenes estadounidenses envía mensajes de texto mientras conduce un automóvil, lo que aumenta el riesgo de sufrir un accidente, reportó una investigación dada a conocer hoy.

El estudio del Nationwide Children’s Hospital, elaborado con datos de una encuesta realizada en 35 estados del país, también encontró que la tendencia es mayor en estados donde la edad mínima para obtener un permiso de manejo es de 15 años o menos.

“La asociación entre la edad y el enviar mensajes de texto mientras se maneja destaca la necesidad de que los padres estén atentos a esta situación de los hijos adolescentes y no solo cuando están aprendiendo a conducir”, señaló hoy Ruth Shults, experta de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), entidad que también participó en la investigación.

Maryland presentó el menor índice, con un 26 %, mientras que Dakota del Sur registró el mayor, con un 64 % de incidencia.

Para Motao Zhu, autor líder del estudio e investigador principal del Centro de Investigación y Políticas de Lesiones del Nationwide Children’s Hospital, las regulaciones sobre edades mínimas para conducir un vehículo influyen de forma importante.

Los cinco estados encuestados donde más del 50 % de los jóvenes envía mensajes de texto mientras conduce tiene una edad de permiso de manejo de 15 años o menos.

“Una gradación en las leyes sobre licencias de conducir podría tener un impacto sobre el envío de mensajes de texto- mientras más pronto los adolescentes comienzan a manejar, más temprano comienzan a enviar mensajes de texto mientras conducen”, anotó Zhu.

La investigación publicada hoy en la revista científica Adolescent Health preguntó específicamente a los jóvenes sobre “enviar mensajes de texto y correos electrónicos” mientras conducen, en un cuestionario anónimo realizado en 2015 que obtuvo más del 60 % de respuesta entre los adolescentes de esos estados.

El reporte recomendó a los padres “ser buenos modelos” para sus hijos en estos hábitos, establecer claramente la prohibición de usar el teléfono mientras se conduce y continuar vigilando los hábitos de manejo de los hijos luego de que obtienen un permiso y pueden manejar sin un adulto acompañante.