Jueves, 20 de septiembre, 2018 | 6:06 pm

Ejercicios para estimular tu memoria

30_v1p01


Anteriormente se creía que la inteligencia era herencia genética como el color de los ojos o la tonalidad de tu piel. Sin embargo, hoy sabemos que el cerebro también es un músculo y, como tal, necesita de ejercicio para desarrollar todas sus funciones.

La capacidad de establecer nuevas conexiones neuronales se denomina plasticidad; esto quiere decir que entre más usemos nuestro cerebro, mejor será nuestra salud mental. ¿Qué podemos hacer para estimular el músculo de los pensamientos? Aquí te damos algunas ideas:

Ejercicios mentales para activar tu memoria olfativa

Activa tu memoria relacionando un olor con alguna tarea o persona. Por ejemplo, si necesitas memorizar un número de teléfono, puedes utilizar algún aroma como referente cada vez que lo marques. Entre mejor quede grabado en tu memoria el contexto de algún dato, situación o persona, será mucho más fácil que lo reproduzcas posteriormente.

Estimula tu capacidad de concentración

En la noche, antes de dormir, haz un repaso de todo lo que hiciste en el día. Trata de recordar los detalles, las palabras exactas, los olores y los contextos. Este ejercicio mejora tu concentración y, si eres despistado te ayudará a ser más observador.

Ejercicios para la mente

Realiza mapas mentales
Cada vez que vayas a una nueva dirección, trata de dibujar en tu cerebro un papa de ubicación. Establece puntos de referencia, cuenta las veces que giraste a la derecha o a la izquierda, ubica las distancias y lo que te encontraste en el camino. Este ejercicio es especialmente bueno para ser consciente de tu entorno y desarrollar inteligencia espacial.

Identifica las texturas
Utiliza el tacto para identificar texturas y diferencias sutiles. Para estimular este tipo de memoria, trata de identificar y grabarte la denominación de las monedas utilizando sólo tus dedos.

Memoria visual
Acomoda tu buró, cajón o alacena y trata de colocar un lugar específico para cada cosa. Si memorizas la ubicación de tus pertenencias, te será muy fácil localizarlas cuando las necesites. Un ejercicio muy útil para no perder cosas en tu propia casa.

Otros ejercicios para estimular tu cerebro

  • Vístete con los ojos cerrados.
  • Prueba alimentos nuevos para ampliar tu memoria gustativa.
  • Haz actividades cotidianas (cepillarte los dientes o comer), utilizando tu mano contraria.
  • Cambia tu ruta regular para ir al trabajo de vez en cuando (una vez a la semana, por ejemplo).
  • Selecciona una frase que te guste y trata de recordarla durante el día.
  • Al leer una palabra, piensa en otras cinco que empiecen con la misma letra.
  • Suma los números de las placas de autos que te vayas encontrando.
  • Estudia un idioma diferente.
  • Duerme tus 8 horas y, si puedes, toma una siesta de 20 minutos después de la comida para descansar tu cerebro.

 

Tomado de Bien y Saludable 

Por: Luz Carmen Meraz