Martes, 18 de septiembre, 2018 | 3:42 pm

Educar a Robin

José Báez Guerrero
José Báez Guerrero


La alharaca sobre lo que dijo en su Senado la designada embajadora Robin Bernstein ilustra cómo debatimos disparates sin poseer los pelos en la mano para saber si el burro es bayo…

La señora, que confunde asuntos humanitarios con derechos humanos, respondía al senador Ben Cardin, demócrata ultra-liberal de Maryland, aparentemente tan ignorante que no sabe ni decir “dominicanos”, quizás bajo cuerda del ‘lobby’ pro-haitiano.

Quien desee enterarse de qué dijo, puede verlo en https://www.c-span.org/video/?c4717929/berstain-dr-haiti, y hacer su propio juicio.

Por mi parte, creo que el conciliábulo antihaitiano local, integrado por políticos cuya única esperanza es atizar miedo y odio, volvió a poner un huevo al anatemizar a Bernstein en vez de procurar que sea educada e informada adecuadamente sobre las intríngulis de la cuestión haitiana en Santo Domingo.

El senador Cardin, realmente Kardonsky de origen ruso, luce tan estúpido que según él haitianos que viven aquí desde hace mucho son discriminados ¡porque hablan “ligeramente” distinto a los dominicanos! ¡Qué reveladora barrabasada! Ojalá nuestras autoridades hagan su trabajo informando a ambos.