Duelo romántico (parte II)



Llamado Duelo por Ruptura de pareja. En este hay sufrimiento y dolor, naturalmente. Nadie quiere sufrir ni sentirse mal, pero este es un proceso que hay que vivirlo para luego continuar con su vida y estar disponible para disfrutar del amor de otra pareja.

Es un error cuando no hemos sobrepasado este duelo, comenzar otra relación de pareja.

No es sano. Un duelo sano es el que independientemente de las fases por las que se pase o la duración de estas, continúa hacia la aceptación de esta pérdida, la persona no se estanca en ninguna de las fases hasta llegar a procesar la situación y las emociones que generan.

Estas no son obsesivas, autodestructivas, destructivas para el otro o distorsionadas y se empieza a buscar soluciones viables y a tener perspectivas más positivas de su futuro.

La duración de este duelo variará dependiendo de la forma en que se dio la pérdida.

De si terminó sorpresivamente, si fue por infidelidad, si te ausentaste o te dejaron, si estabas muy enamorado o menos, si la relación era satisfactoria o no, si la considerabas la pareja ideal, si ya lo tenías previsto.

Algunas personas comienzan a hacer el duelo estando todavía dentro de la relación, haciendo este más corto y menos doloroso después de la ruptura.

Algunas siguen sintiendo ira y rencor mucho tiempo, no significando esto que todavía estén en duelo, sino que tienen que trabajar esas emociones.

Ayuda mucho hacer el duelo con acompañamiento terapéutico.

Publicidad

Publicidad