Disciplina en la escuela

Por: El Día

[email protected]

19 mayo, 2017 12:01 am



Los problemas de la sociedad y de los hogares se reflejan en las escuelas. Cada vez les está resultando más difícil a los maestros mantener la disciplina de los estudiantes dentro del aula.

A los maestros prácticamente les han quitado la facultad de sancionar las inconductas, lo que lleva a una especie de cultura de impunidad a ese espacio.

Se han producido casos de alumnos que hasta han amenazado con armas a otros compañeros y maestros y los centros se han visto obligados a tratarlos con manos de seda.

Las sanciones dentro de las escuelas son parte de la educación para vivir en sociedad, pues le demuestra al estudiante que las inconductas tienen consecuencias.

Pero tampoco se puede exagerar.

Una respuesta exagerada a los malos comportamientos dentro de las aulas podría marcar de por vida a un estudiante y provocar grandes daños sicológicos en ese individuo.

Mandar a prisión a un joven de 18 años como medida de coerción por haber agredido a una compañera de estudios en un “pleito de aulas” luce exagerado.

La actitud agresiva mostrada por el estudiante debe ser sancionada y atendida por profesionales de la conducta humana.

Tampoco puede dejarse como si nada pasó, pues se estaría enviando un mensaje negativo.
Ese joven estudiante debe ser guiado hacia una cultura de paz, la cual difícilmente pueda lograr en una cárcel.

Publicidad
Publicidad