Diluido, pero Poder

luis-14


La teoría del Poder diluido está muy difundida en los círculos intelectuales y entre los analistas políticos.

Ha quedado en el pasado la época en la que el Poder estaba concentrado en pocas manos.

En esos tiempos era difícil alcanzarlo, pero también era difícil perderlo.

Ahora es más fácil llegar al Poder, pero así mismo de fácil es perderlo.

Son muchas las estructuras de Poder o las fuentes del Poder.

Diluido o concentrado, el Poder mantiene ciertas características: es implacable contra quienes se le oponen.
La prensa es la víctima preferida de los que ostentan el Poder, ya sea concentrado como en el pasado o diluido como en el presente.

En el pasado a los periodistas incómodos para el Poder se les intimidaba con balas o con la cárcel.

En la posmodernidad se les intimida difamándolos, llamándolos bocinas, coge cheques, agentes de ONG internacionales y cosas por el estilo.

En el pasado, los comprometidos con su profesión lo hacían a pesar de las amenazas de las balas o la cárcel; los de ahora lo hacen a pesar de la guillotina digital.

En un tiempo y en otro, los que buscan la verdad y la tramitan son figuras que incomodan y seguirán incomodando.

Publicidad
Publicidad