Domingo, 23 de septiembre, 2018 | 6:41 pm

Dilema de las ARS



El debate sobre cómo debe interpretarse la cobertura de las administradoras de riesgos de salud toca un aspecto básico de la defensa del interés de los asegurados.

Se trata de la libertad de escoger a cual médico consultar. La queja actual luce ser que algunas ARS rehúsan procesar el pago de pruebas de laboratorio ordenadas por doctores fuera de su lista. Las ARS desean cerrar la red de servicios, lo cual aumentaría su rentabilidad.

Pero la red abierta conviene más a los pacientes, que están al fin y al cabo más interesados en su propia salud que las ARS con las cuales hay sólo una relación dineraria de financiación de riesgos.

Es un tema delicado cuya raíz es la libertad individual contrastada con la necesidad de garantizar suficiente rentabilidad a las ARS.

Luce que ninguna ARS está en aprietos económicos ni que ceder al reclamo de sus afiliados represente algún peligro a su rentabilidad.

Cual sea la solución, el debate revela cuán huérfanos de protección e información sana están los consumidores.