Denuncias en el CMD

luis-82


Las denuncias de un supuesto fraude y de irregularidades en las elecciones del Colegio Médico Dominicano retrotraen al país al “pataleo”, al mismo escenario de un proceso general para escoger a las autoridades nacionales.

Desde hacía algunos días los comicios de ese gremio se caracterizaron por diferencias públicas entre algunos de los candidatos, con la acusación de que el Gobierno y el Partido de la Liberación Dominicana estaban detrás de Clemente Terrero.

Eran previsibles las denuncias de actos indebidos -que habría que demostrar- ya que los discursos entre algunos bandos en disputa matizaron ese proceso con un tinte político que evidenciaba cierto cuestionamiento a los resultados, sin importar a quien beneficiaran.

Con las elecciones del Colegio Médico se puso sobre el tapete que los dominicanos no estamos listos para perder o aceptar un revés cuando enarbolamos un discurso ganador que muchas veces nosotros nos creemos.

De ahí la bandera levantada por Waldo Ariel Suero, actual presidente del Colegio Médico, de que “derrotaron” a la ministra de Salud, Altagracia Guzmán, o al Gobierno, por su alegado apoyo a Terrero.

Este gremio se ha convertido en una trinchera para enrostrar a las autoridades el incumplimiento de reclamos o deficiencias que prevalecen en los hospitales. Y la película continuará.

Publicidad
Publicidad