Dejemos de ser tibios



Apocalipsis 3:15-16 dice que “15 Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. !!Ojalá fueses frío o caliente! 16 Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca”…

La Biblia retrata de cuerpo entero como Dios aborrece uno de los grandes problemas de los dominicanos, que queremos estar con Dios y con el diablo, tapamos demasiado porque “fulano es mi amigo” y, por eso, el que tiene “un par de pesos” hace lo que le da su gana, porque nunca hay consecuencias para ellos…

Y es por eso que cuando el señor Oscar Montálvez, tío del fallecido Geisy Lorenzo, dijo en su sepelio, lleno de indignación, que, “a mi sobrino lo dejaron morir pendéjamente”, estaba diciendo una gran verdad…

Pero, y aquí está el bendito pero, a quien dejaron subir a un “paredón” fue a un pobre de solemnidad, a quien enterraron en un cementerio que, según los lugareños, “cuando llueve, las tumbas lloran, porque se rebosan de agua que se posan durante meses”…

Hasta un niño sabe que a un boxeador con 1-17 en sus últimas 18 peleas y con apenas 72 horas de haber combatido, no podían dejarlo subir al ring…

Lo que alivia un poquito es que como “el dominicano pone candado después que le roban”, talvez cierren ahora ese “laboratorio” donde se “fabrican” records y que nos ha generado críticas a nivel internacional, al punto de utilizar contra nosotros las palabras “mafia” y “vergüenza”…”¡Mezcla para Lorenzo!”… Pero recuerden, ¡todo es hasta un día!…

Publicidad

Publicidad