Viernes, 21 de septiembre, 2018 | 3:18 pm

Datos que producen grima



A propósito del último accidente fatal de carretera que recogen las páginas de los diarios, se hace necesario volver a ese informe del Banco Interamericano de Desarrollo que dio a conocer el número de personas que morirán en 2025 mediante accidentes de tráfico en América Latina y el Caribe; y esa cantidad –que sobrepasará las 450 mil personas– produce grima.

Son informaciones que formarán parte de los contenidos, conferencias y mesas de diálogo que oportunamente se hacen en el país y la región sobre seguridad vial.

Un dato que incide en la alta ocurrencia de accidentes es que solo un 57 por ciento de los países de la región exige que los ocupantes del automóvil lleven cinturón de seguridad.

Desafortunadamente, la República Dominicana está entre las naciones con menos educación en materia vial. Esa es la razón que explica porqué figura en las estadísticas mundiales con una alta tasa de muertes correspondientes a accidentes de tránsito.

Faltan siete años para que comprobemos la veracidad de las predicciones en torno a la tasa de accidentes del Banco Interamericano de Desarrollo.

Ese tiempo es suficiente para hacer todo lo posible para que la cuota de fallecidos que aporta cada año el país baje significativamente.

Eso solo se podrá lograr con mejores campañas sobre manejo responsable en las calles y carreteras del país.