Lunes, 22 de octubre, 2018 | 3:16 am

Danilo llama a lograr metas para bienestar colectivo y a trabajar para fortalecer la familia en 2018

Danilo Medina habló en Palacio Nacional.
Danilo Medina habló en Palacio Nacional.


Santo Domingo.- El presidente Danilo Medina felicitó al pueblo dominicano con motivo del Año Nuevo. Lo hizo a través de un mensaje para toda la nación.

Manifestó sus fervientes deseos de que podamos alcanzar nuevas metas dirigidas al bienestar colectivo en el 2018.

El mensaje es en su nombre, el de la primera dama, Cándida Montilla, y de su familia en pleno.

“Tengo mucha fe y esperanzas puestas en Dios para continuar trabajando. Esto, a fin de que el año 2018 esté repleto de sorprendentes avances en la lucha contra la pobreza, cuya incidencia nos hemos propuesto reducir a la mínima expresión”.

Confía en la disposición de la ciudadanía en contribuir, con su trabajo tesonero, al aumento de la productividad, como mejor vía “para alcanzar el desarrollo económico y social que el país reclama y al que todos aspiramos”.

Dijo que el inicio de un nuevo año siempre es propicio para trazarnos metas en los planos personal y familiar. Se trata de fortalecer con ello la unión entre la familia y contribuir a mayores logros hacia el bienestar de las comunidades.

“Quiero estimularles a trabajar con vivo entusiasmo y sin desmayo por la fortaleza de las familias, a fin de que la armonía, el respeto y la solidaridad estén presentes en cada hogar, como la fórmula más eficaz para combatir la violencia que nos lastima y el desapego a los valores que deben orientar nuestras vidas”, destacó.

Aseguró que desde el Gobierno seguirá haciendo grandes esfuerzos en áreas vitales como la salud y la educación. También en el aumento de la productividad y la seguridad ciudadana, pilares de una sociedad armónica y progresista.

Danilo Medina pidió que la moderación, la prudencia, el respeto a la vida nos guíen a un fin de año sin hechos que lamentar.

“Reciban en nombre de mi esposa Candy, de mi familia en pleno y en el mío propio, un abrazo de felicitación, con sinceros deseos de dicha, amor y prosperidad”.