Daniel Ortega asume mandato, el tercero seguido

18-19_globales_11_6p01


El presidente nicaragüense, Daniel Ortega, fue investido ayer para su cuarto mandato, de cinco años, y tercero consecutivo, esta vez junto a su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta, algo inédito en la historia de Nicaragua.

El acto se desarrolló en la Plaza de la Revolución, ubicada en el antiguo centro de Managua.

Ortega y Murillo fueron investidos en presencia de sus aliados y homólogos Nicolás Maduro, de Venezuela, y Evo Morales, de Bolivia, en un acto celebrado en la Plaza de la Revolución, en Managua.

También de la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen; el mandatario de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén; y el de Honduras, Juan Orlando Hernández. Antes de recibir la banda presidencial, Ortega hizo el juramento de rigor y la promesa de respetar la Constitución de la República, y las leyes.

Previamente juró su cargo la nueva vicepresidenta de la República, Rosario Murillo. Ambos lo hicieron ante el nuevo presidente de la Asamblea Nacional (parlamento), el oficialista y líder sindical Gustavo Porras. Ortega, de 71 años, asumió su cuarto mandato, el tercero desde 2007 cuando retornó al poder, en una ceremonia a la que también acudió el secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica de España, Fernando García-Casas; y el considerado “número tres” del régimen norcoreano, Choe Ryong-hae.

La fórmula compuesta por Ortega y Murillo ganó ampliamente la elecciones generales del 6 de noviembre pasado, en medio de fuertes críticas por la eliminación legal del principal grupo opositor, la prohibición de la observación electoral y un nivel de abstencionismo nunca antes visto en el país, que sin embargo no fue reconocido por el Consejo Supremo Electoral.

Ortega ganó con el 71,5 % de los votos, y su partido, el FSLN, obtuvo 70 de los 90 escaños en disputa.

Publicidad
Publicidad