Cuidar los bolsillos

Frederich E Berges

Por: Frederich E. Berges

[email protected]

10 enero, 2017 12:02 am



Iniciando el nuevo año, de repente muchos habremos de percibir cuánto daño nos ha hecho el exceso de gasto en que hemos incurrido con lo que dispusimos o cogimos fiado en el Viernes Negro o ‘Black Friday’, cuánto gastamos en complacer a otros comprando regalos de Navidad o Reyes, y que caras nos salieron las festividades de fin de año. ¡Una verdadera resaca económica personal!

La primera y más urgente tarea es ordenar todo lo que hemos gastado, y una vez desglosada cada partida o factura, meditar si fue necesario gastar tanto, o si fueron simples caprichos o impulsos; no con el fin de castigarnos, sino para hacernos más conscientes de lo incurrido, para no volver a repetir en el futuro estos desaciertos financieros.

La segunda tarea es planificar cómo vamos a saldar las obligaciones o deudas pendientes.

Qué sacrificios habrán de requerirse para no seguirse enredando, refinanciando esas deudas o tomando más prestado para salir de las mismas, posiblemente cayendo en una espiral de deudas insostenible.

El repago o reposición de lo gastado es prioritario para que el peso de las deudas no nos amargue el año por delante.

La tercera tarea es prepararse para los aumentos de gastos que tendremos que enfrentar en los próximos meses, donde el costo del combustible, y por ende el transporte público, posiblemente habrá de aumentar por razones internacionales y la carga impositiva con la cual los gravamos.

Así mismo podrían venir aumentos en muchos otros servicios y bienes, desde las matriculas y mensualidades de los colegios, los alquileres, los comestibles y los servicios de salud. El entorno global, y una situación fiscal cada vez más débil así lo auguran.

El año 2017 presagia una época en la cual todos, salvo algunos favorecidos por rentas privilegiadas, tendremos que cuidar nuestros bolsillos y ser sumamente prudentes al momento en que tengamos que meternos la mano en los mismos.

Publicidad

Publicidad