Cucos en Macao

José Báez Guerrero
José Báez Guerrero


He visto una campaña mediática que propone crear indignación dizque porque el Gobierno habría variado las reglas inmobiliarias en las playas de Punta Cana, al permitir la construcción de edificios de veinte pisos.

La costumbre de muchos medios de publicar cuanto envían ciertas agencias de prensa sin profundizar o escudriñar merece comentario aparte.

Pero en este asunto de las torres de Macao, ¿acaso se ha olvidado que desde hace casi quince años fueron aprobados allá varios proyectos, entre ellos uno con la marca Trump, para edificar muchísimos condominios de lujo en áreas bastante retiradas de las primeras y segundas líneas de playa?

Inversionistas de Europa y los Estados Unidos están deseosos de aprovechar las condiciones actuales, las reglas vigentes, el “statu quo” regulatorio para desarrollo de proyectos turísticos inmobiliarios.

Ello beneficiará toda la región, dotada con el mayor aeropuerto y el mejor servicio eléctrico del país, ambos privados. Solo quienes equivocadamente crean que el progreso armónico y bien regulado les perjudica, podrían oponerse a estos nuevos proyectos. ¡Bienvenidas sean inversiones nuevas!

Publicidad
Publicidad