Martes, 17 de julio, 2018 | 12:53 am

Cuatro integrantes de una patrulla enviados a la justicia por muerte de un raso

Investigación. El Departamento de Homicidios determinó que agentes utilizaron fuerza excesiva y que no hubo forcejeo.

Los restos de Merán Maldonado fueron sepultados ayer.
Los restos de Merán Maldonado fueron sepultados ayer.


SANTO DOMINGO.-Dos rasos, un cabo y un sargento de la Policía que conformaban una patrulla del Departamento Antirruidos, fueron suspendidos y puestos a disposición del Ministerio Público por el homicidio de otro agente de la institución la noche del lunes.

Los sometidos son los rasos Francis Acosta Martínez, de 27 años, y Arturo Lorenzo Báez, de 31; el cabo Nicario Marte Solano, de 30 años, y el sargento Isidro de Jesús Mejía, de 40, de quienes el Departamento de Investigaciones de Homicidios determinó que utilizaron fuerza excesiva contra el raso Manuel Merán Maldonado, de 26 años, y que no hubo forcejeo como ellos informaron a sus superiores.

Los hechos

La noche del lunes los integrantes de la patrulla Antirruidos ordenaron al raso Merán Maldonado detenerse en la intersección de las avenidas Duarte y Pedro Livio Cedeño, alegadamente porque este transitaba en su vehículo, en compañía de su novia embarazada, con música en alto volumen y desobedeció una orden, originándose una persecución.

Los agentes lograron interceptar al raso en la calle Paseo de los Reyes Católicos del sector Arroyo Hondo, y cuando este se desmontó del vehículo el raso Lorenzo Báez le propinó un golpe en el rostro sin mediar palabras.

Fue en esa situación que el raso Merán Maldonado reaccionó y se abalanzó contra el uniformado, advirtiéndole que era miembro de la institución, mientras el también raso Acosta Martínez le disparó en la cabeza.

¿Se zafó disparo?

Tras el suceso, los agentes al ser cuestionados por sus superiores dijeron que el incidente se produjo durante un forcejeo, en el cual a uno de ellos “se le zafó un disparo”.

Sin embargo, un video captado por una cámara de vigilancia de un residencial próximo al lugar del hecho muestra el momento en que Merán Maldonado es rodeado por tres de los uniformados en una discusión y luego cae al pavimento tras ser herido en la cabeza por uno de ellos.

A través de un comunicado, la Policía señaló que en distintas ocasiones el director general, mayor general Ney Aldrin Bautista Almonte, ha reiterado que no se tolerará ningún tipo de exceso por parte de los miembros en contra de ciudadanos ni entre compañeros de armas, como lamentablemente ocurrió en esta ocasión.

— Estadísticas
Según las estadísticas de la institución, en los últimos dos años 1,701 agentes han sido enviados a la Justicia, mientras que 1,603 fueron sancionados y otros 1,426 destituidos, según las cifras de esa institución, lo que la obliga a mantenerse en un proceso de profilaxis constante.