Jueves, 15 de noviembre, 2018 | 1:24 pm

Crohn: Una nueva forma de identificar y tratar esta enfermedad

Diagnóstico. Su retraso repercute en la calidad de vida del paciente, con más riesgo de complicaciones. Técnica. El uso de cápsula endoscópica ayuda a detectar las lesiones.

info-crohn


SANTO DOMINGO.-La enfermedad de Crohn, junto con la colitis ulcerativa representan condiciones crónicas que se caracterizan por periodos de brotes identificados por dolor abdominal, sangrado rectal, pérdida de peso y anemia.

De acuerdo a la doctora Liliana Jiménez, gastroenteróloga del Cedimat, estos síntomas, lamentablemente, pueden ser inespecíficos, ya que pueden presentarse en otras enfermedades del tubo digestivo.

“Es importante, ante estas manifestaciones, tener presente la posibilidad de estar ante una enfermedad inflamatoria intestinal, ya que si no sospechamos el diagnóstico, no lo podremos realizar oportunamente”, enfatiza la especialista.

Jiménez agrega que es precisamente este retraso en el diagnóstico lo que muchas veces lleva a una mayor gravedad de los pacientes, lo que repercute en su calidad de vida global y en el riesgo de complicaciones serias a nivel intestinal, principalmente la necesidad de intervenciones quirúrgicas que, en ocasiones, aunque pueden ser la solución al problema, conllevan un elevado riesgo.

La detección

En vista de que la presentación clínica de la enfermedad de Crohn no siempre tiene unas características claras y contundentes. Es importante contar con herramientas tecnológicas que nos permitan detectar a tiempo este tipo de padecimiento crónico que se caracteriza por épocas de brotes y fases asintomáticas.

“Los estudios de videocápsula endoscópica del intestino delgado nos permiten detectar lesiones en este tramo del tubo digestivo, que mide aproximadamente seis metros y que es difícil de explorar por otras técnicas de imágenes y endoscópicas”, explica Jiménez.

Ante la sospecha

La galeno revela que ante la sospecha de enfermedad de Crohn de intestino delgado, para el gastroenterólogo y médico que sigue al pacientes, es importante unir las piezas claves para un diagnóstico certero cuando están los síntomas de dolor abdominal, sangrado evidente u oculto en heces, anemia, diarrea por más de 4 semanas, asociados a parámetros de laboratorios alterados, como son elevación de proteína c, calprotectina entre otras, que pueden elevarse en fase de actividad.

Conclusión diagnóstica

En ocasiones, indica la especialista, aun teniendo una clara presentación clínica y pruebas de laboratorio e imágenes, no se puede llegar a una conclusión diagnóstica, por lo que en estos casos se debe tomar en cuenta la cápsula endoscópica, pues permite detectar las lesiones que son más características de esta condición, que más de 3 millones de pacientes la padecen en Estados Unidos y Europa, de acuerdo a los datos de la Organización Mundial de la Salud.

Cómo funciona

Otro rol importante de la videocápsula es estudiar la gravedad y extensión de la condición en los pacientes que ya son conocidos por la enfermedad de Crohn, porque como sabemos nos permite acceder a zonas del intestino que no se pueden ver con estudios convencionales.

Esta técnica permite realizar intervenciones como tomar conductas de cambios de tratamiento o considerar la curación mucosa para valorar la suspensión de la terapia biológica.

La doctora Jiménez afirma que, en la actualidad, los estudios de cápsula endoscópica se consideran pruebas complementarias en el diagnóstico de enfermedades que, como el Crohn, principalmente afectan el intestino delgado.

Nuevos tratamientos

La enfermedad de Crohn puede tener diferentes formas de presentación y también manejo, desde tratamientos inmunosupresores que buscan disminuir la actividad de la enfermedad en casos leves.

El uso de biológicos, como son los anti TNF, entre los que están los medicamentos de referencia y los biosimilares, han sido los primeros medicamentos destinados a tratar los pacientes con actividad de moderada a severa.

“Para los casos de pacientes que no responden a estos tratamientos de primera línea, se cuenta con nuevos fármacos que bloquean otras de la vías de la inflamación, como son los antiinterleukina IL23/ 12, que tienen menos riesgo de desarrollo de complicaciones a largo plazo”, revela la doctora.

La exploración con la cápsula

Es una prueba muy sencilla y fácil de realizar de forma ambulatoria. No resulta dolorosa y es cómoda para el paciente.

Cuando se trata de observar el intestino delgado, con una dieta líquida es suficiente el día previo al procedimiento.

Se asiste con ropa cómoda y una vez se registran sus datos se procede a la ingestión de la cápsula que es del tamaño aproximado a una pastilla de antibiótico grande y posee una cámara que permite obtener más de 4/6 fotografías por segundo.

Al paciente se le coloca un cinturón que contiene una antena, a través de la cual se captan las imágenes que, automáticamente, serán enviadas a una videograbadora que el paciente lleva consigo, la cual almacena las imágenes, para luego ser interpretadas por el médico a través de un software de análisis de datos.
Esta cápsula es desechable y es eliminada de forma natural.

¿Tiene cura este problema intestinal?

Realidad. Liliana Jiménez indica que, desafortunadamente, esta condición intestinal no se cura, sin embargo, podemos controlar la aparición de brotes que son los que al final llevan a complicaciones, como es el desarrollo de estensis y fístulas.

En el país, ya se disponen de estas terapias, lo cual representa una solución a casos de manejo difícil.
Por el momento, indica Jiménez, se trabaja un estudio epidemiológico, liderado en México, para determinar el número de casos registrados en América Latina y el comportamiento de estos pacientes.

La especialista hace énfasis en que estos pacientes sufren un mayor riesgo del desarrollo de cáncer, de no ser tratados.

Esta patología también puede afectar otros órganos fuera del intestino, como la piel, las articulaciones, los ojos y la boca.