Miércoles, 12 de diciembre, 2018 | 12:39 am

Cosas de la gente en el PRM

luis-121


No se puede llegar a ser líder sin poner guapo a alguno.

Para dirigir hay que tomar decisiones y difícilmente se pueda complacer a todos.

Eso lo sabe todo el que ha dirigido hasta una junta de vecinos, mucho más si se trata de una estructura política.
El Partido Revolucionario Moderno no es la excepción.

Hipólito Mejía tiene mucha experiencia dirigiendo, tanto que le ha tocado hasta dirigir el Estado. Luis Abinader ya se está puliendo en esas lides y le ha tocado darse cuenta de la gran verdad que encierra la expresión de que nadie es monedita de oro.

Muchos, sin razón aparente, se molestan por el protagonismo asumido por Abinader en los últimos años y hasta les molesta que no se haya peleado con Hipólito Mejía.

Ahora también le ha tocado sentir la proverbial ingratitud del político que cuando no es complacido olvida las tantas veces que sí lo fue.

Gente por las que Luis se peleó ahora quieren quitarle seguidores porque no los apoya en este momento.
Hipólito anda más distendido, porque en peores circunstancias le tocó conocer a la gente.