Domingo, 19 de agosto, 2018 | 3:27 am

Corripio propone mejor tratamiento fiscal para clases de menores ingresos

Propugna por ley de primer empleo para facilitar la inserción de jóvenes al mercado laboral

José Luis Corripio Estrada conversa con Iván García y el director de la DGII, Magín Díaz.
José Luis Corripio Estrada conversa con Iván García y el director de la DGII, Magín Díaz.


Santo Domingo.-El empresario José Luis Corripio Estrada propuso ayer la creación de un sistema impositivo escalonado, en el que a los pobres, clases medias o emprendedores no se les mida con la misma vara que a los más ricos o a las grandes empresas.

“En esa igualdad se incluye, de manera solapada, una injusticia”, manifestó el empresario cuando explicaba el porqué no se debe tratar igual a todas las clases económicas en materia impositiva.

Corripio Estrada participó como orador principal del Desayuno de Gala que organizó la Federación de Comerciantes con motivo del 43 aniversario de su fundación.

Enfatizó que ese sistema fomenta la desigualdad de las clases sociales desde el punto de vista económico.

Dijo que otro problema al que se le debe buscar solución es que en el actual sistema tributario al emprendedor se le da el mismo tratamiento fiscal que a una empresa grande.

Consideró que las personas que tienen beneficios excesivos deben pagar escalas mayores de impuestos que los emprendedores y pequeños empresarios, por entender que un millón de pesos de un emprendedor no puede tener la misma carga fiscal que la de una gran empresa.

Corripio planteó que bajo esa estructura impositiva es muy difícil ascender para quien nace en la clase pobre o la clase media.

El primer empleo

El empresario José Luis Corripio Estrada (Pepín) propuso la creación de un código del primer empleo para insertar a los jóvenes profesionales en puestos laborales, debido a que la alta tasa de desempleo se puede convertir en un grave problema para la estabilidad social del país.

Corripio Estrada explicó que ese código del primer empleo debe ser paralelo al actual Código Laboral, como forma de permitir que el sector privado pueda contratar a los jóvenes que necesitan trabajo.

“Dentro de 15 años o 20 años, estoy viendo 200 mil o 300 mil personas educadas, graduadas, que han hecho sus estudios universitarios y no tienen empleos. Esa es una situación conflictiva y peligrosa”, explicó Corripio Estrada.

31 Por ciento es el nivel de desempleo juvenil en el país, según un estudio del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo del pasado año.