Contactos de Leonel  



En los últimos días hubo versiones de que el presidente Leonel Fernández iba a reunirse con cada uno de los precandidatos presidenciales del Partido de la Liberación Dominicana, lo que el líder de esa organización ha cumplido como forma de intercambiar impresiones sobre el montaje de las primarias pautadas para el 26 de junio.

Estos contactos del Jefe del Estado con esos aspirantes contribuye, según muchos peledeístas, a enfriar el caldeado ambiente que existía en esa organización con la posición de un grupo de senadores de mantenerse “neutrales”, al Mandatario desistir de buscar la reelección.

La situación amenazó con provocar una confrontación de intereses entre quienes acuñan el liderazgo del presidente Fernández y los seguidores del precandidato presidencial Danilo Medina, lo que produjo intercambios de palabras fuera de tono.

 A esto se atribuye, entonces, que el presidente Fernández optara por reunirse con los aspirantes Danilo Medina, Franklin Almeyda Rancier, Radhamés Segura, Francisco Domínguez Brito, el vicepresidente Rafael Alburquerque y José Tomás Pérez, como una forma de enviar un mensaje de unidad a los peledeístas que aguardan por sus orientaciones, en su calidad de líder del peledeísmo.

 No es nueva

Hace unos días el director de Migración, José Ricardo Taveras, denunció lo que otros incumbentes de ese organismo ya habían dicho: que organizaciones no gubernamentales auspician una campaña de descrédito contra el país con acusaciones de que se violan los derechos de los haitianos, sean legales o no.

 Sin embargo, Taveras incurre en el mismo error del pasado, y como sucede en el país, no se ofrecen los  responsables e instituciones.

La asunción de Michel Martelly a la Presidencia de Haití abre la oportunidad, como dijera el presidente Leonel Fernández, para que se reactive la Comisión Binacional para que se discutan los problemas que aquejan a ese país y la República Dominicana, principalmente el sensible tema de la migración de indocumentados huyendo de la crisis social y económica conocida y profundizada en la vecina nación.

Taveras y quienes manejen datos sobre esa campaña deben ofrecerlos a la población para evitar que esas acciones atenten contra la soberanía del país.

Publicidad
Publicidad