Martes, 15 de enero, 2019 | 8:23 pm

Constantino Matos: “Los jóvenes necesitan ver y sentir más el arte”

Sueño. Ver construida una escuela de Bellas Artes en Los Alcarrizos dirigida por artistas del sector. Solicitud. Aboga por guía y soporte a estudiantes, quienes los necesitan mucho.

En el arte no hay barreras, afirma Constantino Matos, pues el que pinta también puede hacer una buena escultura.
En el arte no hay barreras, afirma Constantino Matos, pues el que pinta también puede hacer una buena escultura.


SANTO DOMINGO.-Aunque el dibujo y la pintura forman parte de la educación en los primeros años de los niños, para Constantino Matos fue más que un simple trazar líneas o colorear como modelo formativo.

Su humilde origen no lo limitó ni impidió que las artes lo atraparan en su telaraña, cruzando la línea de lo básico y, con curiosidad, encontrar la ayuda de sus profesores, visitando a los maestros, como el escultor Ramón Ozorio, convirtiéndose, a veces, en su sombra, porque él tenía hambre de aprender.

Sus orígenes

Para Constantino, las personas pudieran limitarse o tener limitantes, pero con el arte no pasa igual, pues “la imaginación y creatividad puede ser tan infinita como el pensamiento”.

Nativo del sector de Los Alcarrizos, Constantino nos cuenta que a los 8 años logró entrar a la Escuela de Bellas Artes, donde tuvo que llevar un certificado de estudios para que lo pudieran inscribir y desde los 17 años comenzó a participar en las exposiciones colectivas que organizaba el artista Yiyo Robles, a través de la Secretaría de Salud Pública, con la finalidad de darles la oportunidad a jóvenes artistas.

Su primera exposición fue una dual que realizó junto al escultor Sixto Sepúlveda, que llevaba el nombre de ambos artistas, con la acepción “Dos en diálogo”, en Casa de Teatro en 2005.

Y un año después, asume el reto de su primera individual, titulada “Diálogo en silencio”, también en Casa de Teatro, compuesta de 30 trabajos en diversos formatos.

Nuevos materiales

Su casa humilde es su museo. En su interior guarda sus pinturas, algunas colgadas, otras solo en el lienzo; mientras que, en su patio se puede ver todo un despliegue de esculturas en cemento de todos los tamaños y formas, donde la mujer y los niños tienen primacía.

“Aunque no tengo fecha precisa, aspiro realizar una exposición con mis esculturas de cemento vaciado en un molde de piedra y modeladas con mis manos, además de mis pinturas y dibujos”.

Una de sus metas es publicar un libro, “en el que quiero exponer cómo es el proceso para trabajar una pieza en cemento puro, sin arena”.

Trayectoria

—1— Primer mérito
Obtuvo un certificado de honor con su obra “Campesino hacia el pueblo” en el concurso que realizaba la Junta Agroempresarial.
—2— Destreza
Su técnica es acrílico sobre papel y tela. También dibuja con carbón y con la misma pintura.