Viernes, 21 de septiembre, 2018 | 1:03 am

Conozca la historia del asaltante “emprendedor”

Sucursal de Vimenca donde se produjo el robo de más de 11.4 millones de pesos el sábado 23 de junio.
Sucursal de Vimenca donde se produjo el robo de más de 11.4 millones de pesos el sábado 23 de junio.


SANTO DOMINGO.-Numerosas variables entre ellas sociales, familiares o individuales, pueden incidir en una persona para tomar la decisión de delinquir.

Mientras unos delinquen para comprar ropa, calzado o cualquier otro artículo, otros lo hacen para complacer algún vicio, pagar alguna deuda o simplemente gastar su botín en una noche de parranda, hay quienes tienen una “visión” más futurista.

Tal es el caso de Carlos Alfredo García Liranzo (aspirina), de 27 años, uno de los acusados de ejecutar el asalto al banco Vimenca de Santiago, el pasado 23 de junio, quien admitió a las autoridades que con el dinero obtenido por su participación en el robo compró medio kilo de cocaína y una pistola para iniciar un punto de venta (de droga), aunque no especificó de cuánto fue la inversión.

Según el informe de la Policía, al momento de su arresto, a García Liranzo le fue ocupada una pistola, un vehículo Honda Civic, color gris, año 2013, y una suma no especificada, mientras se encontraba apostando en una gallera en San Francisco de Macorís, donde además había adquirido varios ejemplares.

Al ser cuestionado por los investigadores de la Policía, García Liranzo reveló que tenía pensado distribuir la cocaína, ya que pretendía incursionar en el negocio del microtráfico.

A García Liranzo (Aspirina) le fue dictada medida de coerción de un año junto a Basilio Concepción Polanco (Deivy), Emmanuel de Jesús Grullón, Andy de Jesús Gutiérrez Grullón y César Augusto Vásquez Díaz, acusados de sustraer 1,347, 998 pesos y 203,254 dólares de la entidad bancaria.

El botín robado ronda los 11,405,099 pesos. Sin embargo, las autoridades apenas han recuperado poco más de dos millones de pesos.

Se recuerda que en el caso fue vinculado el vigilante de la sucursal Antonio Polonia, de 47 años, quien luego suicidó con un arma mientras se encontraba en el parqueo de la Fiscalía de Santiago.