Miércoles, 19 de septiembre, 2018 | 7:57 pm

Comunistas desisten de candidatura de Manuela d’Ávila que ahora apoya a Lula

La decisión fue el resultado de las negociaciones celebradas ayer entre el PC do B y el PT, que acordaron que D'Ávila viajará por el país junto con Fernando Haddad, elegido como fórmula vicepresidencial de Lula, y hará campaña en su nombre, ya que el exmandatario está en prisión.

El expresidente Lula se encuentra virtualmente inhabilitado para participar en los comicios por haber sido condenado a 12 años de prisión por corrupción pasiva y lavado de dinero, pero el PT presentó su candidatura a la Presidencia el sábado pasado.
El expresidente Lula se encuentra virtualmente inhabilitado para participar en los comicios por haber sido condenado a 12 años de prisión por corrupción pasiva y lavado de dinero, pero el PT presentó su candidatura a la Presidencia el sábado pasado.


Río de Janeiro, Brasil.- El Partido Comunista do Brasil (PC do B) desistió de la candidatura presidencial de la exdiputada y periodista Manuela d’Ávila, quien se vincula al Partido de los Trabajadores (PT), para impulsar el nombre de Luiz Inácio Lula da Silva en los comicios de octubre próximo, informó hoy esa formación en su portal.

La decisión fue el resultado de las negociaciones celebradas ayer entre el PC do B y el PT, que acordaron que D’Ávila viajará por el país junto con Fernando Haddad, elegido como fórmula vicepresidencial de Lula, y hará campaña en su nombre, ya que el exmandatario está en prisión.

La candidatura de D’Ávila había sido oficializada el pasado miércoles por el PC do B, que entonces dijo que no secundaría la decisión del PT de postular nuevamente a Lula.   

No obstante, y tras una larga jornada de negociaciones, en la madrugada de hoy la formación desistió de su decisión tras llegar a un acuerdo con el PT, partido con el que ahora conforma una coalición para la disputa presidencial.

Aunque no se ha confirmado oficialmente, fuentes del PT dijeron a Efe que Haddad podría reemplazar a Lula si este fuera vetado por la Justicia y que entonces su lugar como aspirante a vicepresidente sería ocupado por D’Ávila.

El expresidente Lula se encuentra virtualmente inhabilitado para participar en los comicios por haber sido condenado a 12 años de prisión por corrupción pasiva y lavado de dinero, pero el PT presentó su candidatura a la Presidencia el sábado pasado.

De acuerdo con la ley electoral, condenados en segunda instancia, como es el caso de Lula, no pueden postularse para un cargo electivo pero el PT pretende igualmente registrar su candidatura el próximo 15 de agosto, con lo que la decisión final quedaría en manos del Tribunal Federal Electoral.

La presidenta del PT, la senadora Gleisi Hoffman, dijo que la decisión de elegir un candidato a vicepresidente del propio partido pretende garantizar que Lula es representado por uno de sus miembros.   “El PT reitera que vamos con Lula hasta las últimas consecuencias”, señaló.