Jueves, 21 de junio, 2018 | 12:10 pm

Compartir nuestras experiencias



La semana pasada fui invitada a participar en el coloquio “Participación de la mujer en la prensa dominicana”, organizado por los estudiantes de la Escuela de Comunicación de la Universidad Tecnológica de Santiago, Recinto Santo Domingo, compartiendo escenario junto a Ana López, Ana Mercy Otáñez, Anyi Lizardo, Julissa Montilla, Claudia Rodríguez y Sarah Vallejo.

Se nos pidió a cada una de nosotras que contáramos nuestras historias… cómo logramos insertarnos en los medios y mantenernos en ellos.

Contar en resumen 25 años de ejercicio profesional –en mi caso- en unos minutos es dar una vista muy breve de los pasos que tuvimos que dar, los obstáculos que logramos salvar y el impulso que nos empujaba para lograr nuestras metas.

Compartir nuestras experiencias a los estudiantes de esta casa de estudios nos dio esa oportunidad, por lo menos a mí, de mirarme con otros ojos… esos que las prisas, las ocupaciones y el día a día entierran bajo toneladas de “cosas por hacer”.

La mayoría de las veces no nos detenemos a ver lo logrado, simplemente avanzamos y vamos tachando los puntos de la lista sin darnos cuenta, porque damos por sentado que es fácil lograrlo.

Sin embargo, no ha sido así de fácil. Y ese fue el mensaje a esos jóvenes que entraron a las aulas buscando hacer realidad un sueño, llegar a ser buenos periodistas.

Quiero pensar que esa es su motivación y espero que lo que mis colegas y yo compartimos ese día les sirva para ver un poco más allá de ese sueño y les ayude a construir con responsabilidad y dedicación sus historias.

El mundo de la comunicación es muy amplio, ya no solo se refiere a los periodistas, pues el abanico de opciones de ejercicio es bastante grande.

Sin embargo, hay valores que nunca deben pasar de moda y, esa tarde, todas concordamos en eso: ética, sensibilidad y determinación.

Lady Reyes

Publicidad