Cómo ser un invitado en su propio evento

La modalidad de coordinador cobra auge en las actividades

4v-11_1p01





Santo Domingo.-Cada cosa que realizamos debe constituirse en una experiencia en la que los resultados sean medidos de acuerdo al nivel de información, de sensación y de satisfacción que provea.

Lo mismo pasa con los eventos, no importa si son corporativos, sociales o personales.

Todo evento es una importante herramienta de comunicación, cuyo objetivo cambia de acuerdo a su naturaleza.

“Cada vez que pensamos en celebrar y planear algo, se inicia una batalla contra el tiempo, el estrés y los deseos de hacer siempre lo mejor posible con el presupuesto disponible, dejando una sensación más que agradable entre los invitados que son quienes disfrutan de lo que, con tanto esfuerzo, queremos realizar”, nos cuenta Jennifer Ramos, directora de Mas Ke Eventos, al referirse a la importancia de delegar en un experto la organización de una actividad.

En estos tiempos, afirma Ramos, contratar un coordinador de eventos reduce la presión que genera la planificación y coordinación de cualquier celebración, además de que este puede ayudar a hacer mejores negociaciones con los suplidores, ya que él cuenta con una base de proveedores ya probados y puede lograr mejores precios.

De la idea a la realidad

“Otras de las ventajas de un organizador es que somos capaces de convertir una idea en una realidad y el dueño de la actividad solo tiene que lidiar con una sola persona y un un solo pago que hacer”, explica la directora de Mas Ke Eventos.

Los organizadores de eventos permiten que quién los contrate sea el anfitrión perfecto, “cuya única finalidad es recibir y compartir con los invitados, sabiendo que alguien más está encargándose de que las cosas pasen de la mejor manera posible”.

Ideas innovadoras

Jennifer Ramos indica que al contratar a un profesional, el anfitrión se libera de una enorme cantidad de trabajo y el estrés asociado con funciones de planificación de un evento, compra y contratación de servicios.

Destaca que el especialista en organización de eventos está actualizado en las tendencias decorativas y es capaz de ofrecer ideas innovadoras que agreguen valor a la actividad que se va a realizar.

Indica: “Los costos operativos se reducen, ya que la comunicación siempre irá solo en una dirección, evitando traslados y gastos innecesarios en la búsqueda de diferentes opciones y proveedores”.

Asegura que un experto de esta área logra precios competitivos y contratan proveedores confiables.

Publicidad
Publicidad