X

¿Cómo se puede saber si se tiene problemas en el aparato digestivo?

El organismo humano es perfecto. Esto queda evidenciado en cómo éste da respuesta a los estímulos y las posibles enfermedades. Un ejemplo de ello es como muchas patologías inician su manifestación fuera del órgano realmente afectado.

Un “llamado de alerta” de que “algo” no está bien puede comenzar con una simple mancha en la piel, la cual puede ser una manifestación o implicación de un trastorno intestinal.

Por lo que Kelya Villa Ovalles, gastroenteróloga en los Centros de Diagnóstico y Medicina Avanzada y de Conferencias Médicas y Telemedicina (CEDIMAT), recomienda estar pendientes de las posibles señales o cambios en su cuerpo, ya que le puede estar indicando posibles enfermedades.

Desconocimiento

“La mayoría de la gente desconoce que gran parte de las enfermedades del tubo digestivo involucran otros sistemas, como es el caso de la piel, los ojos y las articulaciones.

Por lo que no es de extrañar que acudan al médico buscando un diagnóstico específicos de esas áreas”, comenta la especialista.

Algunas de las manifestaciones que pueden tener relacionada a enfermedades del aparato digestivo, según Villa Ovalles es el cambio en la coloración de la piel, pérdida del pelo (alopecia), ojos rojos (conjuntivitis) o color amarillo (ictericia); también los dolores articulares, nódulos dolorosos en la piel y las úlceras.

“En gastroenterología manejamos diferentes entidades cuyas manifestaciones pudieran iniciar con algunas de estas señales que nos alejan de pensar que el problema implica algo mas interno”, agrega.

La galena explica que algunos trastornos, como el del hígado puede generar cambios externos, principalmente, en la contextura y en la piel.

En el caso de este último, es frecuente el desarrollo de liquen plano, urticaria, etc, que podría ser manifestación cutánea de una hepatitis crónica por virus C o B. Mientras que la pérdida del pelo y la artritis que puede ser manifestaciones de diversas enfermedades, como son enfermedad celíaca.

Otra patología, de acuerdo a la especialista, que es atendida en ocasiones en consulta es la enfermedad de Whipple, la cual se manifiesta con artritis, pérdida de peso, dolor abdominal y diarrea. Su diagnóstico se realiza por biopsia de intestino delgado.

Villa Ovalles también menciona la enfermedad inflamatoria intestinal (EII), la cual esta puede involucrar manifestaciones dermatológicas, articulares, oftálmica, y puede llevar años llegar a su correcto diagnóstico para controlarla. Con esta condición, la persona afectada puede presentar lesiones nodulares, dolorosas y enrojecidas. Estas son consideradas lesiones dermatológicas de la enfermedad inflamatoria intestinal.

Señales de alerta

Según la galena, las manifestaciones de las enfermedades del aparato digestivo afectan, por lo regular, tres áreas del organismo externo: la piel, los ojos y las articulaciones.

“En la piel es frecuente que el paciente presente máculas, erupciones de color rojo, color amarillento de piel y mucosa (ictericia), picazón (prurito), nódulos dolorosos (eritema nodoso) y úlceras (pioderma gangrenoso)”,
Ovalles dice que los hallazgos clínicos en pacientes con vasculitis cutánea incluyen púrpura o petequias palpables no aplastantes.

“Algunas veces estas lesiones se unen, se ulceran o están rodeadas de ampollas hemorrágica, pueden incluir nódulos eritematosos sensibles, púrpura, úlceras y erupción bullosa o vesicular”, explica.

Otra manifestación cutánea es el síndrome de absceso aséptico. La presentación típica incluye fiebre, pérdida de peso, dolor abdominal y leucocitosis.

Los pacientes característicamente tienen colecciones estériles asépticas con un infiltrado predominante de neutrófilos.

Estos abscesos estériles, generalmente, se localizan en el bazo, pero aproximadamente el 20 % de los pacientes tienen abscesos cutáneos.

Y en situación muy raras, pero que no se puede dejar pasar, es la enfermedad de Crohn metastásica.

Esta se caracteriza por nódulos ulcerados cutáneos y placas violáceas que demuestran similitud histológica con la enfermedad de Crohn subyacente.

Estas lesiones pueden ocurrir en cualquier parte del cuerpo, pero con mayor frecuencia ocurren en la pared abdominal anterior en el área submamaria, la piel interdigital y en las extremidades.

Recomendaciones

—1— Atención
Es preciso la adecuada extensión de estudios, y buscar la orientación de especialistas del aparato digestivo.
—2— Lorem ipsum
Recordar que algunas enfermedades tienen una propensión a causar inflamaciones.

Los ojos son el espejo de los problemas

En cuanto a los ojos, la manifestación más frecuente es el enrojecimiento y dolor. Estos síntomas suelen confundirse con conjuntivitis, pero otras entidades pueden afectar los ojos son la uveítis y la epiescleritis, muy frecuentes de enfermedad inflamatoria intestinal.

La queratopatía, conocida como la enfermedad de la córnea, es una manifestación rara de EII. Esta se presenta con dolor ocular o sensación de cuerpo extraño.

Las lesiones pueden verse como una opacidad en la córnea periférica y potencialmente pueden adelgazar o perforar la córnea y afectar la visión.

La retinopatía también es otra manifestación visual relacionada a las enfermedades del aparato digestivo. Se trata de una enfermedad vascular retiniana con oclusión de la vena central.

Este website usa cookies.