Jueves, 20 de septiembre, 2018 | 10:14 am

Cómo obtener visa de EE. UU. para sus hijos menores de edad



En el período de vacaciones muchos padres planifican viajes con sus hijos para visitar familiares en Estados Unidos o conocer los famosos parques de Disney, sin antes tomar en cuenta el proceso de solicitud de visa. Esto es lo más importante antes de hacer planes.

Los hijos menores de edad califican a través de la visa de sus padres, ya que dependen de estos económicamente. Otros parientes, como abuelos, tíos o padres de crianza no deben solicitar la visa de los menores, ya que el cónsul no les otorgará el visado.

Lo ideal es que ambos padres obtengan su visado primero, realicen un viaje corto y luego soliciten la visa de sus hijos. De este modo, al solicitarla, ya ellos han calificado previamente para la propia y además la han utilizado.

Para la solicitud de la visa de sus hijos, ambos padres deben entrevistarse, presentar sus pasaportes visados, las actas de nacimiento de los niños y los pasaportes de estos. Siempre recomendamos llevar evidencia de ingresos y cartas bancarias, ya que el cónsul puede solicitar esta documentación a su discreción.

Previo a la entrevista, deben completar el formulario de solicitud de visa, hacer el pago de la misma y hacer el proceso de toma de huellas y foto. Los menores de 14 años están exentos de la toma de huellas y fotos y de asistir a la entrevista consular. A partir de los 14 años cumplidos los niños deben tomarse foto y huellas y asistir a la entrevista.

En el caso de que solo uno de los padres tenga el visado, puede solicitar la visa de sus hijos menores cumpliendo con los requisitos ya mencionados y acudiendo a la entrevista acompañado del otro padre que no tiene visa, sean una pareja integrada o no. Quedará a discreción del oficial consular aprobar el visado luego de evaluar la situación económica y familiar.

Si ninguno de los padres tiene visa es muy difícil que el cónsul otorgue la visa a los menores, debido a que los progenitores responsables de los niños no han calificado para la propia.

Nuestra recomendación es que los padres soliciten la visa de sus hijos a una edad temprana. En muchas ocasiones, cuando la visa se solicita entre los 14 y 17 años del menor, el cónsul le otorga una visa con una validez menor a diez años y le incluye limitaciones de que solo puede viajar con los padres, o con el padre o la madre que tiene su visado.

Patricia Polanco

Publicidad