Martes, 19 de junio, 2018 | 11:52 pm

¿Cómo debemos tratar nuestra boca durante unas vacaciones?



Si tiene planeado algún viaje, vacaciones o tomarse unos cuantos días libres, es importante que no se olvide de su higiene bucal, lamentablemente los dientes no toman vacaciones en ningún momento del año.

Tenga siempre presente incorporar en su maleta, un “kit” dental con todos sus utensilios, cepillo, pasta, enjuague bucal e hilo dental. Existen presentaciones exclusivas para viajeros que son fáciles de empacar en el equipaje debido a su ergonomía. De igual manera debe comprar un “kit” más pequeño por si ocurre algún retraso en el camino o aeropuerto y necesite lavarse los dientes durante el viaje.

Si durante los días anteriores a sus vacaciones se realizó un tratamiento dental, usted debe seguir al pie de la letra cada indicación que le fue dada por su odontólogo.

No olvide incluir su medicación si fue sometido a una cirugía bucal. Sus retenedores ortodónticos deben ser usados de igual modo, todos los días, para que así los resultados sean óptimos a largo plazo.

En caso de utilizar diariamente cepillo eléctrico para higienizarse, no es recomendable llevarlo de viaje, ya que se puede maltratar dentro del equipaje y ocupar un poco más de espacio que un cepillo viajero, el último suele ser más práctico para estos fines.

Considere un total cuidado con las comidas y bebidas muy frías si usted padece de sensibilidad dental, porque estas pueden aumentarla en gran manera.

Tome en cuenta la deshidratación de su cuerpo ya sea por el calor, el sol constante; como se ha explicado en otras ocasiones, la saliva es un protector de nuestros dientes y sirve para barrer las bacterias, si estamos deshidratados la falta de saliva aumenta la placa bacteriana en la boca. Para evitar este episodio, es importante tomar mínimo 1,5 litros de agua.

Durante los viajes es muy común que ocurra algún traumatismo que afecte los maxilares y por ende la dentadura. Si va a practicar actividades al aire libre, deportes extremos, lo más aconsejable es que utilice un protector dental para así protegerse de cualquier golpe.

No use sus dientes para abrir bolsas, botellas u otro objeto, solo use sus dientes para masticar.

Cuide sus labios de los cambios de temperatura muy fuertes con una crema especial, estos son una de las partes del cuerpo más susceptible a las quemaduras porque no contienen melanina (sustancia natural que le da color y protección a la piel).

Visite su odontólogo antes de salir de viaje, un dolor intenso e inesperado en alguna pieza dental podría arruinar por completo su estadía y su tranquilidad.

Dios le bendiga abundantemente.

Odontóloga - Endodoncista

Publicidad