Martes, 16 de octubre, 2018 | 12:28 am

Combustibles en República Dominicana



Recientemente hemos visto una serie de acontecimientos, que evidencian que está llegando a su fin la paciencia de la población… De tanto apretar la tuerca, se está corriendo la rosca.

El precio de los combustibles impacta a todos los sectores de la vida nacional. Desde los empresarios, que no pueden competir en el plano internacional; hasta el pueblo llano, que ve cómo los productos básicos aumentan cada día.

Los combustibles intervienen en la producción de todos los bienes y servicios: agua embotellada, arroz, transporte, medicamentos, etc.

Los transportistas, que tienen su actividad directamente relacionada con los hidrocarburos, tienden a reaccionar primero, pero el problema es de todos.

Eso quedó evidenciado el pasado lunes, cuando la ciudadanía, ante el paro de los transportistas, decidió sumarse a las protestas sentándose en medio de la calle (nunca antes visto).

Al Gobierno, incapaz de reducir el clientelismo, la corrupción y el despilfarro, solo se le ocurre seguir apretando al pueblo sin misericordia. Exprimiéndolo como a la caña para hacer guarapo.

Es por eso que los dominicanos debemos iniciar un proceso de lucha cívica, firme y contundente, para llevar al Gobierno a ser justo y transparente con el precio de los combustibles. Pero para eso, lo primero es conocer la realidad de ese tema.

En ese sentido, quiero invitarles al panel “Impacto socio-económico de los combustibles en la República Dominicana”, que organiza la Universidad Autónoma de Santo Domingo, donde se tratará de forma académica y objetiva, los factores que determinan el precio de los combustibles, así como su impacto en las familias y el desarrollo del país.

El propósito es elevar el nivel de conocimiento que tiene la sociedad sobre este importante tema, para asumir con base firme las luchas por la justicia y la transparencia en el precio de los combustibles.

Los cuatro panelistas son expertos en sus respectivos subtemas, y lo abordarán de una manera técnica, pero a la vez llana y comprensible. No perdamos esta valiosa oportunidad.

Nos vemos esta tarde (11 en octubre), a las 6:30 p. m., en el auditorio Manuel del Cabral de la Biblioteca Pedro Mir, en la UASD. Vamos juntos a defender nuestros derechos.

Publicidad