Lunes, 20 de agosto, 2018 | 11:12 pm

CMD anuncia primer paro a ARS por negar derechos a la atención médica

El presidente del Gremio no especificó a cuál de las tres principales ARS no le prestará servicios.

Wilson Roa
Wilson Roa


Santo Domingo.- El Colegio Médico Dominicano anunció un paro nacional a una de las ARS, la cual no especificó, por “negar los más elementales derechos a la atención médica de los pacientes, “ya que su único objetivo es el lucro”.

Wilson Roa, presidente del CMD, pidió la intervención del Gobierno para evitar el caos que se avecina en el sector salud producto de esta situación.

“Frente a la ruta acelerada de monopolizar la salud y la imposición cada vez más descarada de parte de las ARS, en consonancia con las instituciones financieras privadas que le respaldan, realizaremos nuestro primer paro a una de las ARS “que controlan el monopolio de las prácticas medicas en el país, dentro de 30 días”, señaló Roa en rueda de prensa en la sede del CMD.

El CMD junto a la Asociación Nacional de Clínicas Privadas, indicaron que  las ARS han bloqueado la ampliación del plan básico  para mantenerlo “secuestrado en sus decisiones de monopolizar los servicios a la población, negando la cobertura y libre elección a los pacientes sobre medicamentos, procedimientos y pruebas diagnostica, a pesar de que han aumentado la cápita nueve veces, sin tomar en cuenta las clínicas, los médico y los pacientes”.

Roa explicó que las ARS violan la Ley 87-01 con la libre elección de los pacientes porque cuando un médico indica una analítica, una receta o la prescripción, no es válida porque el facultativo no tiene código ni la ARS, lo que es una violación la Ley 111 de Exequátur Médico, además de que glosan las facturas hasta por una letra.

Se recuerda que tres de las Administradoras de Riesgos de Salud más poderosas económicamente (Palic, Humano y Universal) se han puesto de acuerdo para negarles el servicio de analítica a los afiliados a menos que estos sean remitidos por un médico perteneciente a su red de prestadores, lo que violenta disposiciones de la Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales (Sisalril), órgano que ha reiterado la ilegalidad de esa práctica.